El lado B de EE-UU en la guerra de Vietnam

El juicio de los 7 de Chicago: una mirada a la nueva creación de Aaron Sorkin, guionista de red social y Moneyball.

La película El juicio de los 7 de Chicago cuenta la historia de siete pacifistas que van a juicio federal por protestar en contra de la guerra de Vietnam, en la convención democrática de 1968 en Chicago. La película está basada en hechos reales. El conflicto de la guerra de Vietnam surge de la negativa de la república de Vietnam (sur) a la unificación que quería la república democrática de Vietnam (norte), que era  apoyada por la URSS y China, en tiempos de guerra fría entre los Estados Unidos y la Unión Soviética. El presidente estadounidense de ese momento, a través del conflicto de la bandera falsa, intervino en un conflicto en el que no tenía ninguna razón para involucrarse y se convirtió en su más grande derrota, en la que murieron más de 58.000 soldados de Estados Unidos. 

Esta infame guerra es la que da el pie a la gran película El juicio de los 7 de Chicago. El film no plantea un enfoque único, que podrían ser los soldados norteamericanos muertos cada día, sino, también tiene su espacio el racismo, la corrupción, el abuso de poder y autoridad que de a poco van tomando el escenario, sin dejar de lado la trama principal. El racismo desde los tiempos de antaño ha estado muy presente en los Estados Unidos, en la película se ve la participación de la famosa agrupación afroamericana, Las Panteras Negras, que, en la actualidad, toma mucha relevancia por el movimiento «black lives matters».

El abuso de poder y autoridad genera en los espectadores un sentimiento de impotencia ante tanta violencia injustificada y el perjurio cometido por policías durante sus declaraciones en el estrado. Donde se puede ver retratado el disfrute de poder que tienen las autoridades. 

Pese a los momentos de impotencia y bronca que genera este drama, tiene momentos que permiten soltar algunas risas liberadoras. Todo sostenido en las buenas actuaciones de los actores y un guion muy bien elaborado. 

Como decíamos, uno de los platos más potentes son los actores con los que esta cinta de Netflix cuenta: Sacha Baron (El dictador, Borat), Eddie Redmayne (La teoría del todo, La chica danesa, Animales Fantásticos), Joseph Gordon-Levitt (El origen, 10 cosas que odio sobre ti); Yahya Abdul-Mateen II (El gran showman, la serie Watchmen de HBO), Michael Keaton (Batman, Birdman); Jeremy Strong (Los caballeros, Succession), son algunos de los que participaron y brindaron actuaciones dignas de destacar.

Los verdaderos 7 de Chicago junto a sus abogados.

La recreación de los hechos está muy bien lograda y es muy interesante ver como los 7 pacifistas junto con sus dos abogados buscan algún vericueto legal que permita dar vuelta una decisión que con la negativa y mala actitud del juez a cargo del caso, Julius Hoffman, parece sentenciada desde el principio.

El juicio de los 7 de Chicago es una gran película que encuentra su punto más salto de emotividad en el alegato final, que a más de uno lo dejará con la piel de gallina. Es una película para reflexionar sobre la lucha pacifista que iniciaron estas siete personas, que no se quedaron callados y lucharon por la paz y la vida de los soldados, sufriendo la opresión y los ataques de la ley estadounidense. Una pelea en contra de la corriente. 

Franco Malier
2° «B» T.N.