Hamilton y Schumacher miran a todos desde arriba

Al ganar el Gran Premio de Eiffel, el británico llegó a la victoria n° 91 de su carrera, igualando al alemán como los pilotos con más triunfos en la historia de la Formula 1

En lo que fue un domingo 11 de octubre histórico en el deporte mundial, con LeBron James ganando su 4° anillo de la NBA con un tercer equipo diferente (L.A Lakers) y Rafael Nadal obteniendo su vigésimo torneo de Grand Slam, igualando la marca récord de Roger Federer; Lewis Hamilton no quiso ser menos y, con su victoria en el GP de Eiffel, disputado en el clásico circuito de Nurburgring, llegó a 91 triunfos, igualando a Michael Schumacher como el piloto con más victorias en la historia de la F1, record que permaneció durante 14 años y que parecía imposible de igualar.

Desde que empezó su temporada de debut en la máxima categoría, junto con McLaren en 2007, ya se lograba vislumbrar que Hamilton iba a hacer ruido en la F1. Les ponía las cosas muy difíciles al, por aquel entonces, reciente consagrado bicampeón del mundo, Fernando Alonso, para luego ganar su primer campeonato mundial al año siguiente.

Pero fue a partir de su llegada a Mercedes en donde su carrera dio un salto meteórico y, a partir del comienzo de la “era hibrida” de la F1, comenzó su dominio en la categoría, logrando hasta el día de hoy con las “flechas plateadas” 70 triunfos y 5 campeonatos del mundo, para sumar un total de 91 victorias y 6 títulos en su carrera.

Viendo como vienen las cosas de momento (lidera el campeonato por 69 puntos por encima de su coequipero, Valtteri Bottas), Hamilton va más que encarrilado para lograr su séptimo campeonato, lo que también lo pondría a la par con Schumacher como el piloto con más campeonatos del mundo en la historia de la F1.

Una vez finalizado el Gran Premio, Lewis recibió por cortesía de la familia Schumacher y el hijo del “káiser”, Mick, el casco del 7 veces campeón del mundo, en modo de homenaje por el enorme logro conseguido por el inglés. «No sé ni que decir. Cuando creces viendo a alguien que idolatras, por su calidad de piloto, y que pueda rendir a un nivel tan alto año tras año, carrera tras carrera junto con su equipo es increíble. Siempre me lo elegía a él cuándo jugaba al “Grand Prix 2” en la PlayStation. Y al ver como dominó este deporte durante tanto tiempo, nunca llegué a imaginarme que pudiese estar ni cerca de sus records. Realmente es un honor”, expresó emocionado Hamilton luego de la carrera.

Alejo Lignac