Cheptegui rompe nuevamente un récord mundial en el atletismo

El atleta nacido en Uganda logró superar la marca de los 10.000 metros llanos en en Valencia, con una marca de 26:11:00

El año 2020 no deja de sorprender a los amantes del deporte. Teniendo ya la gran mayoría de las disciplinas reanudadas en todo el mundo, en estos últimos días se vivió un momento que quedará escrito en todos los libros de atletismo. Su protagonista es el ugandés Joshua Cheptegui, quien logró batir el récord mundial de los 10.000 metros en el NN Valencia World Record Day. Con tan solo 24 años recién cumplidos, Joshua se metió en la historia del deporte mundial con su marca de 26:11,00, superando de esta manera la marca de Kenemisa Bekele, quien en 2005 se coronó en Bruselas con un tiempo  26:17,53.

La situación alrededor de todo el mundo no frenó al joven deportista, quien ya se sentía en un gran estado físico antes de esta exigente competencia. En relación a esto, en agosto especificó: «Estoy en una forma sobresaliente. Me gustaría aprovechar al máximo mi forma actual atacando el récord mundial de 10.000 metros y espero que podamos volver a crear algo realmente especial en Valencia». Claramente no fueron solo palabras. La diferencia de resto físico en comparación al de los demás competidores se hizo notar y fue lo que le permitió sacar el increíble número de seis segundos de diferencia con respecto al antiguo record mundial.

Sin embargo, este alto rendimiento ha sido una constante en los últimos años para el africano. Recién iniciado el año 2017, con apenas 19 años, Joshua empezaba a figurar dentro de los grandes nombres del atletismo internacional y se medía contra los mejores de su categoría. En ese mismo año tuvo su primera participación en un torneo mundial de atletismo, disputado en Gran Bretaña. Ante los ojos del mundo en el Estadio Olímpico de Londres rompió con todos los pronósticos y consiguió la medalla de plata en los 10.000 metros, quedando tan solo 40 milésimas detrás del británico Mohamed Farah. Pese a la derrota, el mundo ya miraba con ojos especiales al ugandés. Llegaba el año 2019 y se repetía la cita del mundial, esta vez en Doha. Con respecto a lo que fue el mundial del 2017, se podía notar a un atleta mejor desarrollado desde el aspecto físico, pese a tener tan solo 21 años. Esta preparación, que es una constante hasta hoy en día, hizo valer cada gota. Con un tiempo de 26:48,36 se llevó la medalla de oro y revalidó todas las expectativas que se tenían sobre él.

Pero sin dudas, el 2020 será un año para rememorar. Pocos son los deportistas que en la historia logran batir un récord mundial en su carrera. En el caso de Cheptegui no ha sido solo uno, sino que dos, ambos adquiridos en este año tan particular. Además de esta hazaña en los 10.000 metros, batió en agosto el record de los 5000 metros que también le pertenecía a Bekele. Sin dudas esto convierte al joven atleta en una de las mayores revelaciones de los últimos tiempos, no solo en el atletismo, sino del deporte mundial.

«Este es un sueño a largo plazo y estoy muy feliz», remarcó al finalizar su carrera en Valencia, dejando en claro que su horizonte sean seguramente los JJ.OO. que se iban a disputar este año y que fueron pospuestos para el año 2021 a causa del coronavirus. Este retraso puede llegar a ser beneficioso para el deportista, ya que tomando en cuenta su temprana edad, le permitirá preparase aún más desde lo físico y tendrá a su vez una mayor experiencia en los hombros tras haberse consagrado en estos dos últimos torneos.

El futuro del atletismo ya llegó y está siendo representado por Cheptegui. En momentos de pandemia y crisis mundial, el deporte es esa escapatoria que nos mueve y aísla del mundo aunque sea por tan solo un momento. Nadie tiene la certeza de qué es lo que pasará en un futuro en estos tiempos de incertidumbre, pero de algo estamos seguros y es que la promesa de Uganda llegó para quedarse.

Pedro Occhiuzzi