Once Unidos jugará como invitado en la Liga Argentina

Once Unidos de Mar del Plata, de muy buena campaña en la anterior Liga A2, aceptó la invitación de la ACLAV y jugará la Liga A1. La apremiante situación económica de Mar del Plata y del país fueron analizadas por las autoridades del elenco del barrio Parque Luro y finalmente decidieron participar.

La intención primaria de los organizadores de la Liga es iniciar el certamen a fines de noviembre o principios de diciembre. Con esa fecha probable en el horizonte, las prácticas deberían iniciarse a fines de este mes o principios de octubre, es decir, un mes y medio o dos ante de empezar a competir. Claro que, una vez más, todo dependerá de las condiciones sanitarias y la evolución de la propagación comunitaria del virus.

La planificación de la ACLAV indica que el certamen se jugaría por el sistema de “burbuja” y sin público en los estadios. Y si Once Unidos decide encarar el desafío de competir en la máxima divisional, Mar del Plata sería una opción muy firme como base para albergar una de esas burbujas. El torneo, de acuerdo a las preinscripciones existentes, podría tener un máximo de 14 equipos. Se instrumentarían dos descensos y dos ascensos desde el Torneo Argentino de Clubes (segunda categoría), obviamente si éste finalmente se juega.

De esta manera, ya son tres los equipos que fueron invitados, porque además de Once Unidos, también aceptaron la invitación UVT de San Juan y Paracao de Paraná, Entre Ríos. El equipo marplatense no sólo será rival del invitado UVT, sino que se verá las caras ante los históricos equipos sanjuaninos como Obras y UPCN.

Con determinación e ilusión el plantel de vóleibol del Club Atlético Once Unidos comenzó hace un par de días sus actividades. El trabajo, únicamente físico, sin contacto con la pelota ni con la cancha, se cumple de acuerdo a las estrictas normas sanitarias vigentes en el marco de la fase 3 ante la pandemia de coronavirus: al aire libre, con distanciamiento social y utilización de barbijo/tapabocas.

El entrenador seguirá siendo Gonzalo Borstelmann. El coach, gran conocedor del grupo y que por la pandemia del coronavirus interrumpieron la muy buena campaña que venían sosteniendo en la categoría A2 , será el conductor. Juan Ignacio Macció, de reconocida labor en clubes nacionales y también en la Selección Argentina, seguirá siendo su capitán y el resto del plantel lo conformarán jugadores locales.

Más allá de la satisfacción por coronar con éxito un continuo trabajo de desarrollo, la inserción en el mapa de los principales conjuntos nacionales llegó más rápido de lo esperado: subcampeonato en la Liga B1, también en Chapadmalal, y la encrucijada de tener que decidir en pocos días la participación en la Liga A2, que se iniciaba enseguida.

Siempre con jugadores de la casa, la aventura no pudo salir mejor. El equipo causó una verdadera revolución, con un apoyo de toda la familia “albiverde” y en general de todo el ambiente del vóley de la ciudad. La colaboración de los socios, padres y allegados hizo el resto para que el marco en cada partido de local fuera masivo.

El objetivo de mantener la categoría se cumplió con creces y la apuesta subía para la pasada temporada, aunque el final quedó trunco por el coronavirus.

Conocidas las bajas de Bolívar (el último campeón) y de Gigantes del Sur, dos equipos históricos de la Liga A1, Once Unidos competirá contra UPCN, Obras y UVT de San Juan, Ciudad de Buenos Aires y Paracao de Paraná, hasta el momento los únicos confirmados para afrontar esta temporada.

A la espera de la definición sobre la forma de disputa (seguramente por burbujas), Mar del Plata es firme candidata a ser una de las sedes.

Solange Campos, 2° B, turno mañana