Europa da marcha atrás

La Unión Europea solicitó medidas inmediatas ante la nueva propagación de Covid-19

La Comisión Europea y el centro Europeo de control y prevención de enfermedades brindaron una rueda de prensa en la cual pidieron una reacción inmediata a los Estados miembros de la Unión Europea, ante el nuevo gran incremento de casos positivos de Covid-19.

Entre las medidas necesarias se distinguen: mayor capacidad de pruebas diagnósticas y de rastreo de casos; mejoras en los recursos de vigilancia de salud pública; garantías al acceso a equipos de protección personal y de medicinas; y asegurar una capacidad sanitaria suficiente.

En la conferencia, la comisaria europea de Salud y Seguridad alimentaria, Stella Kyriakides, declaró: Estamos en un momento decisivo y todos tienen que actuar con decisión y utilizar las herramientas que tenemos. Esto significa que todos los Estados miembros deberían estar preparados para desplegar medidas de control inmediatamente y en el momento adecuado. Puede ser nuestra última oportunidad para evitar una repetición de la última primavera”.

A su vez, la directora del Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (E.C.D.C), Andrea Ammon, muy preocupada. “Estamos viendo un incremento preocupante del número de casos de Covid-19 detectados en Europa. Hasta que haya una vacuna segura y efectiva disponible, la identificación rápida, los test y las cuarentenas de contactos de alto riesgo son algunas de las medidas más efectivas para reducir la transmisión” aseguró.

La situación actual en varios países es incluso peor que la de marzo, y esto es debido a que las distintas medidas necesarias no fueron decretadas, aplicadas y/o respetadas por los distintos estados, ya que la Unión Europea brinda las ayudas necesarias pero es responsabilidad de cada miembro de ella hacerlas valer.

Los países que se encuentran con mayor cantidad de casos son: Francia, República Checa, Bélgica, Holanda, Luxemburgo y Malta, que se aproximan a 100 contagiados cada 100 mil habitantes. Pero España se encuentra en una situación crítica, por encima de todos ellos, con un aproximado de 320 casos positivos cada 100 mil habitantes.

A diferencia del brote anterior, una gran cifra de los nuevos casos se encuentra entre la llamada “gente joven”, desde los 15 hasta los 49 años de edad, este rango ocupa el 44% de los casos positivos, por esto, estas medidas son por y para todos.

La pandemia está lejos de terminar y no debemos bajar la guardia”, anticipó Andrea Ammon, dando un mensaje a todo el mundo. También pidió que todas las personas sigan respetando el distanciamiento físico, la higiene de manos y que no salgan de sus casas en caso de sentir algún síntoma.

Aunque según el nuevo análisis de riesgo de la E.C.D.C, que no contiene ninguna medida nueva, sino que agrega el conocimiento que se acumuló en el último tiempo, se advierte que las intervenciones no farmacéuticas, como el uso de tapabocas, el distanciamiento social y la higiene personal, a pesar de ser la única respuesta posible (fuera de la cuarentena), demostraron no ser suficientes para controlar o reducir la exposición al virus; este análisis también demuestra una tendencia de pasar de una transmisión local a una transmisión comunitaria y más generalizada; lo que más se destaca es el vital despliegue de todas las medidas necesarias por parte de los Estados miembros.

Con respecto a la idea que se divulgó sobre una supuesta inmunidad de grupo, es decir, que las personas ya son inmunes al virus, fue totalmente desmentida, ya que solo un pequeño porcentaje de la población (el 15 %) puede llegar a tener los anticuerpos necesarios, por lo tanto no se puede especular con esto.

 

Imagen: Francois Lenoir.

 

Matías Pérez.