Canción animal: El álbum que llegó para quedarse

Se cumplieron 30 años del lanzamiento del emblemático disco de Soda Stereo, Canción Animal, que a pesar de los años, sigue tan fresco como cuando salió.

El álbum que fue Disco de Oro en Argentina y Chile, y Disco Platino en Perú y México, lanzado por el recordado trío compuesto por Gustavo Cerati, Zeta Bosio y Charli Alberti, no necesitó tiempo para ser considerado uno de los mejores álbumes de la historia de Latinoamérica, sino que llegó para quedarse. El pasado 7 de agosto, fue el trigésimo aniversario de un álbum que está plagado de hits: “De Música Ligera”, “Un millón de años luz”, “Hombre al agua” y “Entre caníbales”, son algunos de los más recordados de estos 10 sencillos compuestos por Soda Stereo.

Grabado entre junio y julio de 1990 en Criteria Recording Studios de Miami, Florida, el disco tiene un rock más progresivo que los anteriores, retomando lo mejor de la psicodelia de los ‘70. En “Canción animal”, Cerati decide dar un giro radical al estilo musical que venía haciendo y empieza a componer mucha música que le dieron al álbum una idea de crudeza y de gran fuerza. Para esto, se inspiró en los sonidos y las composiciones de aquella década, principalmente por las bandas que escuchaban en su adolescencia, como lo eran Pescado Rabioso, Vox Dei, Color Humano y Aquelarre. Este cambio en el rock de Soda, influyó mucho en la evolución del rock en todo el continente.

 

La tapa que despertó la polémica

El lanzamiento y su polémica

Fue lanzado con el título “Canción animal”, ya que los tres integrantes de la banda, consideraban que el tema homónimo englobaba todo el concepto del álbum.

En cuanto a la tapa, tuvo mucha polémica, siendo censurada en algunos países, debido a que aparecen dos animales teniendo relaciones, aunque desde gente cercana a la banda, afirmaban que los representaba a los tres integrantes: la veleta, ubicada arriba a la izquierda, era símbolo para la juventud de Charly Alberti, a quien se lo consideraba como una persona distraída, volátil; el tensegrid, arriba a la derecha, sugería el equilibrio de Zeta, aunque también juega con esa encrucijada de la tensión interna y el supuesto desencuentro que había en el grupo, ya que la personalidad de Charly y Gustavo no coincidían muchas veces. Por último, los leones apareándose, representaban a Gustavo y su novia, Paola Antonucci, con quien mantenía una relación muy fogosa y que dio pie al tema “Entre caníbales”.

También la tapa, se asemeja a los símbolos utilizados por los integrantes de Led Zeppelin, quienes simplificaban su presencia a través de objetos.

Una gira maratónica

La gira del álbum, comenzó en agosto de 1990 y finalizó en mayo de 1992, siendo hasta ese momento la gira más larga en la historia de una banda latinoamericana. Entre los 81 conciertos realizados, recorrieron la mayoría de Latinoamérica, varias ciudades de Estados Unidos y algunos sectores de Europa, aunque, fue particularmente extensa en Argentina, en donde la banda realizó un recorrido a lo largo y ancho de todo el país, algo completamente inédito incluso hasta hoy.

El concierto más recordado fue el 14 de diciembre de 1991, en la Ciudad de Buenos Aires, en el ciclo de recitales gratuitos realizados por la Municipalidad de Buenos Aires llamados Mi Buenos Aires Querido II. En este show, la banda se vio sorprendida, ya que reunieron a 250 mil personas – mientras hay quienes dicen que había 400mil – siendo la mayor reunión de personas de la historia argentina para escuchar música, relegando al segundo lugar a Luciano Pavarotti que reunió a 200.000 personas ese año en ese mismo lugar. Además, este álbum significó para la banda el acceso al público español, que se plasmaría en mayo de 1992 con presentaciones en las ciudades de Madrid, Oviedo, Sevilla, Valencia y Barcelona.

De música ligera, el himno

Si “En la ciudad de la furia”, del disco anterior era la esencia de Soda Stereo, “De música ligera” es el alma del grupo. Tal fue así el reconocimiento de este tema, que ha sido actuado por varios artistas internacionales, como Coldplay o U2. También es el tema referente de la banda para llegar a las nuevas generaciones, tal como cita Cerati diciendo que “si hay un éxito de Soda Stereo, este es el más de todo, es que son 3 minutos absolutamente contundentes”.

En cuanto a sus premiaciones, esta canción logró el puesto 1° de las 500 mejores canciones del rock iberoamericano por Al Borde en 2006, siendo así elegida como la mejor canción del rock en Iberoamérica de toda la historia; el puesto 20° de las 20 mejores canciones del rock en español por E! en 2011,​ el puesto 4° de las 100 mejores canciones del rock argentino por la Rolling Stone Argentina y MTV en 2002; y el puesto 4° de las 100 mejores canciones del rock argentino por Rock.com.ar en 2007.

Para cerrar, citando a la Revista Brando, este es “el álbum que intentó liberarse de las modas y terminó siendo emblema de una generación”.

Marco D’Arcángelo
2° «B» T.N.