El principio del fin del gobierno de la Alianza: La renuncia de Carlos “Chacho” Álvarez

Hace 20 años el líder del Frepaso se alejaba de la vicepresidencia en medio del escándalo de las coimas en el senado.

Los integrantes de la Alianza durante la campaña de 1999.

El 6 de octubre del año 2000, Carlos “Chacho” Álvarez renunció a su cargo de vicepresidente para el cual había sido elegido un año antes, en la elección histórica en donde la Alianza terminó con diez años de menemismo y en donde Fernando de la Rúa fue electo presidente.

La ruptura política entre el vicepresidente y De la Rúa, líder de la Unión Cívica Radical, se dio cuando el jefe de Estado renovó su Gabinete sin tener en cuenta los dichos de Álvarez, quien había asegurado que la imagen de alguno de los nuevos ministros estaba “desgastada” después del escándalo por las supuestas coimas en el Senado a cambio de la aprobación de la Ley de Reforma Laboral, entre ellos el ministro de trabajo Alberto Flamarique, el titular de la SIDE Fernando de Santibáñez y el presidente provisional de la Cámara, el senador José Genoud.

Como presidente del Senado, Álvarez pensó en cumplir la promesa de “limpiar” la política con la renuncia de los senadores sospechados, y le sugirió al presidente que estos debían dar un paso al costado, aunque según “Chacho”, el primer mandatario en cambio lo que hizo fue apañarlos y promoverlos. La salida del vicepresidente fue parte de una gran interna en el seno de la Alianza, en donde la UCR y el Frepaso competían en casa rosada, derivando en la renuncia de éste.

Chacho Álvarez luego de la renuncia a la vicepresidencia junto con su esposa Liliana Chiernajowsky.

El ex vicepresidente se fue de la Alianza, pero el Frepaso no, aunque los diputados de este frente apoyaron a Álvarez diciendo que la Alianza estaba defraudando la esperanza que tenía puesta en ella la sociedad.

“No me empuja ningún ánimo de debilitar la figura presidencial. Siempre tuve presente que las expectativas de nuestro pueblo se centran en la figura de nuestro presidente. Así lo entendí desde que fui nominado en la fórmula y así lo sigo y lo seguiré entendiendo. También sé que el cargo de vicepresidente no permite mayores desacuerdos sobre un tema tan sensible como el de los sobornos en el Senado. No renuncio a la lucha, renuncio a un cargo con el que me ha honrado la ciudadanía”, explicaba Chacho en su salida.

La renuncia de Álvarez pasó a la historia como el principio del fin del gobierno de la Alianza. De ahí en más no ocuparía un lugar relevante en la política nacional. El Frepaso, su partido, dejaría de existir y algunos de sus referentes formarían parte luego del kirchnerismo. El gobierno de Fernando De la Rúa terminaría de forma abrupta en medio de la peor crisis económica y social de la historia reciente con un saldo de 30 muertos y decenas de heridos por la represión policial. El presidente huiría del caos en helicóptero.

Nicolás Desimoni.

Para ver más: https://www.youtube.com/watch?v=MF767orIlf4