Crisis económica y parate del fútbol: la estrategia de los clubes y el compromiso de los socios para pagar la cuota

La merma en el ingreso de dinero por cuota social los atemoriza. Ni hablar de una posible baja. Esta es la realidad que viven los clubes del fútbol argentino con una masa societaria importante como la de Boca, River, Independiente, San Lorenzo y Racing. Desde que se dictaminó el parate de la actividad producto del coronavirus, se encendieron las alarmas. Es que estas instituciones dependen mayoritariamente del aporte de sus socios y la venta de entradas y abonos. La industria de la pelota dejó de funcionar y el contexto socioeconómico que vive el país tampoco ayuda, por lo que el riesgo a que los hinchas dejen de pagar resultó una amenaza. «El que en estos momentos puede pagar la cuota, es importante que acompañe al club, porque el club le va a devolver a futuro con creces. Cada centavo de las cuotas se destina a mantener al club para sostenerlo de pie, para ser el club que somos y tener la grandeza que tenemos», dijo Victor Blanco, presidente de la Academia, tiempo atrás.

Por eso, estos clubes llevaron a cabo diferentes tipos de estrategias para mantener a sus asociados. El Rojo de Avellaneda, por ejemplo, lanzó una campaña llamada «Unidos», que consistió en realizar sorteos semanales durante un mes y medio de bienes tangibles e intangibles para aquellos socios que continuaron pagando a pesar de todo. Juan Cruz Filgueiras, gerente de Marketing y Comercial de la institución, habló con Pirámide Invertida sobre la realidad de Independiente durante la pandemia y anticipó que esta acción -que tuvo éxito, según él- será promocionada nuevamente.

La situación es muy distinta en otros equipos de Primera División. Ni hablar con los del Ascenso. En su caso, la importancia no recae tanto en sus socios sino en el ingreso de la televisión. Entonces, la preocupación máxima en estos seis meses pasó por recibir este cheque. Diego Elías, mandamás de Deportivo Español, de la Primera C, le manifestó a este medio que ese ingreso es vital, sin embargo, el pago de la cuota social no debe descuidarse, «porque sirve para los gastos chicos». Así, con otro presupuesto totalmente distinto al de Independiente y sin un departamento de Marketing, incentivaron a los hinchas a que cumplan con el arancel mensual.

«En las buenas/En las malas mucho más», reza el cántico de cancha. Fuera de ella, sin fútbol y sin la posibilidad de regresar a las tribunas en el corto plazo, los socios respondieron y contribuyeron con las arcas de los clubes en este difícil momento.

Una producción especial de: Franco Giummarra Bozzuto, Patricio Neumann, Tomás Jurado y Agustín Tiscornia