En Buenos Aires proponen que el básquet ingrese a las escuelas

Con el proyecto se intenta conectar a los jóvenes con un deporte cada vez más popular en nuestro país.

Emilio Gutiérrez
Emilio Gutiérrez, a su lado, Iván Najnudel, ex asistente técnico de Obras Basket.

Emilio Gutiérrez es el director de básquet en las escuelas de la Confederación Argentina de Básquetbol (CABB) y junto a Carlos Spellanzon, director del 3×3 de CABB, lideraron una reunión virtual para pulir una propuesta: a través del trabajo de la Federación de Básquet de la Provincia de Buenos Aires pretende que este deporte tenga su ingreso en las currículas escolares en la totalidad del territorio bonaerense.

Gutiérrez manifestó que desde hace mucho tiempo el deporte y la educación están en un camino paralelo: «Desde que los tiempos son apropiados para el desarrollo del básquet en Argentina, el deporte fue por un carril y la educación fue por otro. Llegó la hora de desafiar esto. Hay que hacer que se puedan fusionar naturalmente, no obligatoriamente». Y añadió que «cuando Argentina lo logró, hubo dos síntesis que lo demuestran. Una es Jorge Canavesi (NdeR: entrenador del equipo de Argentina que ese año fue campeón de mundo), que en 1950 era docente del profesorado de San Fernando, y Rubén Magnano (NdR: entrenador del equipo argentino subcampeón del mundo en 2002), docente del profesorado de Córdoba. O sea que las dos veces que salimos campeones o subcampeones, los tipos que lideraron eran docentes de educación física y entrenadores. El problema es que son dos lenguajes diferentes».

Gutiérrez además explicó que hubo muchos planes para que el básquet ingrese en las escuelas y dio ejemplos de lugares en donde si funcionó dentro de la provincia de Buenos Aires, tales como «Zárate-Campana y San Nicolás». Y luego agregó que «tenemos que trabajar por regiones basquetbolísticas, ser facilitadores de las federaciones. Ellas nos tienen que dar su diagnóstico, tienen que decirnos que es lo que hay, cómo ayudarlos y ver donde está el nudo. No creo en el trabajo individual, solos no vamos a ninguna parte«.

Maximiliano Purita, 2° B, turno mañana