El gran gesto de Diego Méntrida en el triatlón de España

El triatleta madrileño fue protagonista de una acción que quedará en la memoria de todos

Se disputó el Triatlón de Santander, el cual ganó Javier Gómez Noya. Pero el evento dejo algo más que una carrera: el gran protagonista fue el madrileño Diego Méntrida, que dejó pasar a su rival cuando éste se equivocó de camino antes de la meta, cuando peleaban por el tercer puesto. El gran gesto de Méntrida valió más que cualquier premio.

Diego ya estaba en el último tramo de la carrera llegando en cuarto lugar no pudiendo quedar en el podio, cuando de repente el británico James Teagle, que marchaba tercero, se equivocó de camino ante los mismísimos ojos de Diego. De golpe tenía la oportunidad de conseguir el ansiado bronce y salir en la foto del podio, todo a solo unos metros, pero no lo consideró justo: «Al ver cómo él se equivocaba, inconscientemente me paré. Él se lo merecía», declaró.

Más de dos horas peleando por una posición y en el último giro el rival se equivocaba de trayecto y seguía recto en lugar de girar, un error que le permitía llegar en tercer puesto, solo tenía que seguir avanzando unos metros… Pero no lo hizo, se frenó y le devolvió la posición que el inglés había perdido por un error. «No debió de ver el desvío a meta. O no se lo señalizaron bien. No lo sé, el caso es que se lo merecía», señaló Diego y dejó en claro que lo volvería hacer .

El joven se llevó el reconocimiento y los aplausos de todos. Un gesto que vale mucho más que el bronce.

Brian Domecq