El Bayern no se toma descanso y también se quedó con la Supercopa

El conjunto comandado por Hansi Flick, se consagró campeón de la Supercopa Europea tras ganarle por 2 a 1 al Sevilla en la ciudad de Budapest.

El Bayern Munich logró un nuevo título internacional en el comienzo de una nueva temporada, esta vez en un partido muy duro y parejo ante el Sevilla FC de Julen Lopetegui.

El encuentro comenzó cuesta arriba para los bávaros debido a la presión y planteo por parte del equipo español, que generó el primer gol gracias a un penal convertido por el ex River: Lucas Ocampos. Fue un gol temprano y en cierto punto, contraproducente para los andaluces producto de que los alemanes tomaron las riendas del partido y dominaron gran parte del cotejo. Finalmente, el Bayern de tanto insistir pudo conseguir el empate gracias a Leon Goretzka. El encuentro estaba igualado en 1.

En el segundo tiempo, el Sevilla cambio su forma de juego y volvió al sistema de presión y tenencia de balón, sin embargo, no iba a significar que el partido no se le iba a complicar, el campeón de Champions tuvo ocasiones muy claras que no llegaron a la red del arco de Bono.

De todas maneras, se puede decir que el Sevilla pierde la Supercopa en la jugada de En-Nesyri cuando en el minuto 88 erró un mano a mano que atajó de gran manera el mejor arquero del mundo: Manuel Neuer. El partido culmino 1 a 1 en los 90 y a prorroga.

En el tiempo suplementario, se comenzó a notar el cansancio, el calor, el factor de los primeros partidos de la temporada se percibió. En el primer tiempo, paradoja del destino, un español, Javi Martínez, fue quien hizo el gol de la victoria para los alemanes.

Es la segunda Supercopa de Europa para los bávaros mientras que el Sevilla solo la pudo conseguir en 2006 tras vencer al Barcelona, luego las 5 finales restantes las perdió.

Nicolás Pagura 2ºB TT