Voto femenino: A 73 años de la conquista de la “Ley Evita”

En septiembre de 1947 se promulgó en el país la Ley 13.010 que instituye el derecho cívico y político. En las elecciones del 11 de noviembre de 1951, por primera vez las mujeres pudieron votar.

Eva Perón emite su primer voto desde el hospital.

Después de un duro debate sobre los derechos de la mujer, el 21 de agosto de 1946, la Cámara de Senadores de la Nación aprobó el voto femenino. El proyecto de ley, impulsado hace 74 años por Eva Perón, fue sancionado un año más tarde y determinó el fin de la lucha que los movimientos feministas y partidos políticos de aquella época habían tenido contra los sectores más conservadores de la sociedad.

Este debate ya tenía algunos antecedentes. En 1911 la médica argentina Julieta Lanteri, consiguió a través de un amparo judicial que se la incorpore al padrón electoral, y fue la primera mujer que votó en el país y América Latina.

Julieta Lanteri fue la primera mujer en votar en Argentina y América Latina.

El sector femenino del Partido Socialista, promovió en 1921 los ensayos del voto femenino de cara a los comicios municipales. En 1927, San Juan reformó la Constitución provincial y permitió que las mujeres participen en las elecciones de cargos públicos.

La ley de voto femenino, que había sido parte de la campaña electoral de Juan Domingo Perón, consagró en 1946 el derecho al sufragio de las mujeres. Además, contemplaba el reconocimiento de los derechos políticos, deberes y oportunidades de la mujer en igualdad con los hombres.

Aunque se enfrentó a los sectores más conservadores de la Cámara alta, se acordó su media sanción el 21 de agosto de 1946 y la ley 13.010 fue aprobada el 9 de septiembre de 1947 bajo el nombre “Derechos Políticos de la Mujer”.

El 23 de septiembre la CGT celebró la sanción en Plaza de Mayo con Eva Perón como oradora donde remarcó “la victoria de la mujer sobre las incomprensiones, las negaciones y los intereses creados de las castas repudiadas por nuestro despertar nacional”.

Finalmente, cuatro años más tarde en las elecciones de 1951, se concretó el voto femenino universal y obligatorio, en donde Perón fue reelecto y en las que Eva votó ya enferma desde el hospital.

Esta ley formalizó la participación de las mujeres argentinas en la política y ubicó a nuestro país a la par de otros países como Uruguay, Rusia, Noruega y Australia.

Nicolás Desimoni.

Para saber más: https://www.conicet.gov.ar/todas-las-voces-todas-las-mujeres-por-el-voto-femenino/