Luego de seis décadas volvió a funcionar el transbordador Nicolás Avellaneda

La gran estructura argentina situada en el partido de Avellaneda vuelve al ruedo.

Es el único de esas características en el continente americano.

El Puente Transbordador Nicolás Avellaneda volvió a funcionar el viernes 11 de septiembre después de más de 60 años de inactividad. En su primer día trasladó unas 600 personas, realizando más de 60 viajes durante sus seis horas de actividad.

Se trata de un puente transbordador situado en Buenos Aires e inaugurado en 1914 con la finalidad de permitir la movilización de peatones, autos, vehículos y tranvías, desde y hacia la Isla Maciel, entre Avellaneda y el barrio porteño de La Boca, algo que por entonces se realizaba solamente en transportes acuáticos.

Su estructura fue construida por partes en Inglaterra y trasladada al país en barco para, luego, ser armada por una empresa de capitales británicos. Esta empresa es Ferrocarril del Sud que finalmente la instaló, con sus 77,50 metros de largo, entre orilla y orilla, y 43,52 de alto, su barquilla, vagón colgante o canasta, de 11 metros por 8. Esta estructura podía operarse desde un puesto de control en el propio transbordador, así como también desde una sala de máquinas.

Su nombre le fue dado en honor a Nicolás Avellaneda, antiguo presidente de Argentina. Este trasbordador es el único del continente americano y uno de los ocho de estas características que permanecen en pie en el mundo junto al puente Bizcaia español, el Rochefort francés, el Newport, el Warrington y el Middeldbrough británicos y el Rendsburg y el Osten alemanes.

En diciembre 2018, esta histórica estructura argentina recibió el Emblema del Escudo Azul de la Unesco, un reconocimiento cuyo objetivo es proteger el patrimonio cultural de las naciones en casos de conflictos bélicos y desastres naturales, para que sean conservados y restaurados.

El tramo de 77 metros separa ambas orillas del Riachuelo e informaron en Vialidad Nacional, que quienes lo crucen tendrán que cumplir estrictos protocolos de bioseguridad debido al Covid-19.