La Primera Nacional se reconfigura mientras se aguarda el regreso de la competencia

El fútbol ha sufrido varios cambios como pueden ser los torneos que se disputan, los protocolos sanitarios que se aplican y las transacciones que efectúan los clubes con sus jugadores. Los dirigentes y representantes debaten constantemente sobre las contrataciones y ventas de los futbolistas, que no se concretan con la facilidad a la que estaban acostumbrados, tras las reducciones de presupuestos en las instituciones.

Esto trae problemas dentro del ámbito internacional e incluso en la primera división, sin embargo, no solo les pasa a los mejores equipos, ya que el ascenso transita por caminos similares como es el de la Primera Nacional. En los últimos años la segunda categoría ha cobrado protagonismo en aspectos como contrataciones de renombre, derechos televisivos y campeonatos con juego atractivo, es por ello que en este receso obligado se realizaron algunos movimientos entre los clubes que se destacan por sobre el resto.

Algunos jugadores quedaron con la carta de libertad en su poder como son los casos de Pablo Ledesma que dejó de formar parte del plantel de Alvarado ya que el ex Xeneize firmó para Cittá di Messina en el ascenso italiano y también de Valentín Viola que quedó libre en Nueva Chicago por lo que el jugador con pasado en Racing se sumó a Agropecuario.

Ante el poco efectivo para realizar compras algunas instituciones optaron por el camino de los préstamos. Tales son los casos de Carlos Valenzuela que pasó de Barracas Central a Famalicao de Portugal, Javier Bustillos cedido de Boca a All Boys y Jonathan Herrera contratado por San Lorenzo desde Riestra.

Redacción: Gonzalo Orué.