Juan Fernando Quintero: el adiós al ídolo menos pensado

En menos de un año, Juan Fernando Quintero se convirtió en uno de los ídolos de River.

Recordado por uno de los goles más importantes para la historia de la institución, Juanfer llegó de manera inesperada a cada uno de los corazones millonarios y partió de la misma manera.

Todo comenzó en Colombia con un chico lleno de sueños e ilusiones. Una infancia dura, pero con el fútbol siempre presente. De pequeño, Juanfer definía a su juego como un nato asistidor que pasaría la pelota a sus delanteros. Para los hinchas de River es un alivio que, hoy en día, no se cumplan esas palabras a rajatabla. Imagínense si en aquella final en Madrid no hubiese definido por sí mismo, la historia sería completamente distinta.

Lamentablemente, no todo fue color de rosas en su carrera deportiva. Un paso fatídico por Europa, mucha presión en su país de origen, ilusiones que no logró cumplir y varios pasos en falso que hicieron dudar su continuidad en este deporte que tanto amamos. Hasta pensó en desviarse y tomar otro rumbo. La música, una faceta que siempre fue muy criticada.

Quintero optó por su comodidad y por tratar de recuperar el fútbol que siempre lo caracterizó. Volvió a Colombia, más precisamente a Independiente Medellín. Y una gran temporada que logró captar la atención de Marcelo Gallardo. Y en 2018 puso rumbo a la Argentina.

Luego de unos meses de adaptación, explotó en los cuartos de final de la Copa Libertadores contra Independiente y se ganó los elogios de los fanáticos de River. Sin embargo, nadie se imaginó que se ganaría su corazón. Una final inolvidable, eterna. Tras ingresar en el segundo tiempo desde el banco de suplentes, marcó un gol decisivo para el 2-1 en tiempo suplementario y dio la asistencia para el 3-1 definitivo. Allí fue donde se ganó el amor de muchos, pero el odio de otros.

A partir de Madrid todo fue cuesta arriba. La vida le jugó una mala pasada y en marzo de 2019 se confirmó su rotura de ligamentos cruzados… Al volver a las canchas, recibió una gran ovación. Sin embargo, el Muñeco quería esperar un poco más a que el colombiano vaya ganando ritmo.

Durante un tiempo se empezó a rumorear que Juanfer no estaba contento. Nunca quedó claro el porqué. Pero ahora ya es historia: seguirá su camino en el Shenzhen FC de la Superliga de China. Muchos hinchas ya dejaron en claro que lo van a extrañar. Es que el enganche colombiano se ganó un lugar en el el corazón de los fanáticos y en la historia grande de la institución de Núñez. Hoy, su futuro está muy lejos del Monumental, pero siempre tendrá las puertas abiertas para volver a su casa. Los hinchas se apoyan en la ilusión. Lo dijo alguna vez Paulo Coelho: «Si eres lo suficientemente fuerte para decir adiós, la vida te recompensará con un nuevo hola».

Una producción de: Azul Benítez, Tomás Díaz y Bryan Martínez