La familia Williams se marchó definitivamente de la Fórmula 1

Tras 43 años al mando, 114 victorias, 9 mundiales de constructores y 7 de pilotos, el equipo de Frank y Claire Williams dijo adiós a la máxima competición automovilística

La familia Williams decidió dar un paso al costado en cuanto a la dirección del equipo de Fórmula 1 tras la carrera del último domingo en Monza, Italia. Desde 1977 hasta la actualidad han sido 114 victorias en 739 participaciones en Grandes Premios, 128 poles y 133 vueltas rápidas, con 9 mundiales de constructores y 7 de pilotos. La escudería fue representada por leyendas como Alain Prost, Nigel Mansell, Ayrton Senna, Nelson Piquet, Alan Jones y Keke Rosberg, que le habían colocado al equipo la etiqueta de ‘ganador’ y obligaron a ampliar su vitrina.

Sin embargo, la gestión de los últimos años con Claire (hija de Frank) a la cabeza resultó en una debacle económica casi imposible de sostener. El linaje británico, a pesar de correr con viento en contra, continuó en la lucha por mantenerse al mando pero finalmente, sin opción alguna, la franquicia Williams se vendió a Dorilton Capital, una firma de inversión privada estadounidense que decidió mantener el nombre del equipo por respeto a los años de gloria con Frank.

“Sé que hemos encontrado a la gente correcta para devolverle a Williams la parte delantera de la parrilla mientras preservamos el legado”, remarcó Claire en su comunicado de despedida. De esta manera, parte de la historia rica de la F1 rodeada de laureles, títulos y champaña que brindó la “W” al mundo de los monoplazas se despidió para siempre.

Franco Ferrero