El curioso origen del Tour de Francia

Cómo surgió una de las carreras más antiguas e importantes en la historia del deporte en el momento que está corriendo la edición 107 y su relación con el medio L'Équipe

El 1 de julio de 1903 y a la entrada del Cafe au Revel Matin en París, había 60 hombres con sus bicicletas. No lo sabían, pero serian los primeros en participar de una de las carreras más importantes en la historia del deporte que seguiría organizándose por más de 100 años. En una época donde todavía no eran furor los automóviles y las motos, el ciclismo era una de las actividades más populares del país, incluso antes de la creación del Tour de Francia. Había carreras como la de París-Brest-París de 1200 km o la de Burdeos-París de 576. Pero esta terminó transformándose en un simbolo de su cultura. Uno de los eventos que deben presenciar los turistas si visitan al país europeo.

Géo Lefévre, el creador del Tour de FranciaEn ese entonces estaba de moda la estrategia de los medios de comunicación de organizar competencias deportivas con el objetivo de cubrirlas exclusivamente para atraer público, ganar más popularidad y más dinero en ventas. De esta manera, al periodista Géo Lefévre se le ocurrió la idea de crear una competención por etapas que transcurriera por parte del territorio francés. Se la propuso a Henri Desgrange, director del periódico de L Auto, quien la hizo realidad. El ganador de la primera edición fue Maurice Garin, completando la prueba a una velocidad de 25 km/h, por lo cual recibió un premio de 6.075 francos.

Maurice Garin, el primer ganador de la competencia.

Y el plan le resultó a la perfección al medio que con la iniciativa del Tour de Francia pasó de tirar 30.000 ejempleares a 130.000. Tanto que Le Vélo, quien vendía más antes, debió dejar de publicar por la bajada en su ventas. En 1908, la tirada de L Auto subió a 250.000 y en el aniversario 20 de la publicación, a 854.000. Luego de la Segunda Guerra Mundial, regresó a los kioscos con el nombre de L Equipe, que es actualmente uno de los medios más importantes del mundo. 

 

Martín Barylko