La selección femenina Sub-18 ya piensa en el viaje al Mundial de Croacia

La Confederación Argentina de Handball, con el apoyo del doctor Carlos Marino responsable del staff médico, comenzaron  con el protocolo de seguridad sanitaria para los entrenamientos presenciales juveniles que se llevará acabo en unas semanas.

Por la situación del Covid-19, el seleccionado argentino Sub-18 tuvo que aplazar el sueño de competir en el mes de agosto por la Federación Internacional de Handball (IHF).  También suspendieron los certámenes clasificatorios continentales, otorgándose las plazas de acuerdo a los resultados en sus últimas ediciones. Cómo en la categoría juvenil femenina, se toma en cuenta el Panamericano 2018 que se llevó a cabo en Buenos Aires, en el que Argentina finalizó en 3° lugar.

El cuerpo técnico conformado por Eduardo ‘Dady’ Gallardo, Martín Duhau (entrenador del conjunto femenino), Hernán Siso (asistente), Priscila Alvarez (preparadora física) y Alan Barbe (kinesiólogo), ya tienen un plan para que sus jugadoras mantengan el distanciamiento y se hagan constantemente testeos para cualquier caso aislado de coronavirus que se pueda presentar. Pero hay controversias entre los familiares de las jugadoras, ya que no ven oportuno el regreso así tengan esta estricta medida sanitaria.

Sin embargo, las jugadoras: Marisol Carratú, Leila Niño, Victoria Crivelli, Macarena Sans, Manuela Pizzo, Luciana Mendoza, Macarena Gandulfo, Elke Karsten, Malena Cavo, Camila Bonazzola, Joana Bolling, Ayelén García, Giselle Menéndez, Rocío Campigli y Antonela Mena están con el foco puesto en prepararse para el Campeonato Mundial Juvenil 2020 que se llevará acabo en diciembre de este año en Croacia.

Andrés Martínez, 2° B, turno mañana