El embarazo en tiempos de pandemia, una etapa especial y preocupante por el covid-19

El covid-19 alarma a madres, embarazadas y lactantes; crece la preocupación, ansiedad y preguntas por el contagio.

El embarazo es un momento único en la vida de una mujer. Se trata de un período lleno de cambios, novedades e ilusiones, pero también de miedos e inseguridades donde hoy deben sumar la incertidumbre provocada por la pandemia del Covid-19. Han aparecido nuevos protocolos de seguimiento de embarazo y parto que se han adaptado conforme se han ido conociendo más detalles de la enfermedad y su avance.
En esta etapa tan especial pero a la vez preocupante crece la ansiedad, nerviosismo e incertidumbre, especialmente por las dudas sobre la prestación de los servicios de salud y por la prevención del contagio. En el vientre materno, el bebé estará protegido del virus, incluso si la madre está contagiada.
El riesgo de contagio para el bebé en gestación es muy bajo y hay escasas publicaciones que avalan esta transmisión prenatal y que incluso, la madre transmite al feto inmunidad a través de la placenta, lo cual pudiese ayudar a reducir la severidad en caso de una infección neonatal.
Las madres pueden amamantar a su bebé ya que la leche materna es un nutriente fundamental que además transmite inmunoglobulinas, lo cual ayuda para sus defensas. Deben mantener todas las precauciones para evitar contagiarlo con sus secreciones. Tiene que usar una mascarilla adecuada, lavarse muy bien las manos y el pecho antes de amamantar y mantener a su bebe a una distancia mínima, luego de amamantar, de 1.8 metros.
Las embarazadas guardan resguardo en sus casas, por protección de su salud y su gestante, las lactantes y madres prefieren no reunirse con su familia por los contagios. Por ellos hay bebes recién nacidos que no conocieron a sus tios o abuelos y esperan con ansias el reencuentro para salir a disfrutar en familia o sentir el abrazo de un familiar cercano. Mientras tanto, es imprescindible extremar cuidados hasta que llegue la vacuna.