Trump criticó muy fuerte a los jugadores de la NBA tras las protestas contra la violencia racial

Los jugadores de la NBA tuvieron como método de expresión no salir a jugar, para mostrarse en contra de la violencia racial.

"Donald Trump (presidente de los Estados Unidos) declara en contra de los actos de los jugadores de la NBA"

El actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se mostró molesto y criticó con dureza a todos los jugadores de la NBA que se animaron a protestar contra la violencia racial en ese país que paralizó la actividad en la categoría y que enseguida fue replicada por otros deportes como el fútbol y el béisbol.

El básquetbol a través de los jugadores, pudo encontrar un modo para poder expresarse en contra del racismo y de la brutalidad policial en una histórica respuesta al último episodio sucedido en Wisconsin, en donde el afroamericano Jacob Blake fue baleado por la policía federal cuando entraba a su camioneta ante la mirada de sus tres hijos.

“La liga se convirtió en una organización política y eso no es bueno”, declaró el presidente de los Estados Unidos el día posterior a las protestas. Trump no se guardó nada tras ver lo sucedido, ya que también afirmó: “Verlos arrodillados en el himno es vergonzoso. Directamente decidí apagar el televisor».

Los jugadores de los Milwaukee Bucks, equipo del estado de Wisconsin, fueron los primeros en negarse a disputar sus partidos por los playoffs de la NBA el miércoles 26 de agosto, forzando la suspensión de toda la jornada y poniendo en duda la continuidad de la temporada, que debía desarrollarse a puertas cerradas en Disneyworld (Orlando) hasta octubre.

La estrella de los Lakers, LeBron James respondió a las fuertes declaraciones de Donald Trump.

Tras los dichos del presidente, la gran estrella de Los Angeles Lakers, LeBron James, que apoyó en las pasadas elecciones a Hillary Clinton, dijo que no permanecería callado y le respondió en una nota que “el juego continuará sin que él lo mire. Noviembre (en ese mes se realizarán las elecciones en Estados Unidos) está a la vuelta de la esquina y es un gran momento para nosotros como estadounidenses». James amplió el desafío al primer mandatario: «Hablamos de que queremos algo mejor, queremos el cambio y tendremos esa oportunidad».

Axel Avila, 2°B, turno mañana