El poderoso Manchester City arma la ingeniería financiera para quedarse con el Rey

El conjunto comandado por Pep Guardiola, estuvo bajo investigación por sus movimientos económicos durante el periodo de 2012 a 2016, en el cual realizó grandes compras de jugadores.

¿Por qué el equipo ciudadano tiene en mente a Messi? ¿Cómo podrá llevarlo a cabo luego de estar bajo la lupa por UEFA? Son grandes preguntas que uno se realiza al verificar el posible destino del astro argentino.

El conjunto ingles pretende los servicios del 10 porque es un viejo conocido de Pep Guardiola, cabe destacar que juntos ganaron 2 Champions League, (el gran anhelo de los dueños del City) en el Barcelona durante la época dorada entre 2008 y 2012.

Si bien el Manchester tuvo una sanción (anulada por el TAS), debido a infringir las reglamentaciones económicas impuestas por la UEFA, actualmente estaría en condiciones de adquirir los servicios del 10 del Barcelona. ¿De qué manera? Desde el 2016 hasta la fecha, el conjunto ingles tuvo unas ganancias de aproximadamente 110 millones de euros con unas pérdidas de 30 millones, lo permitido por el sistema regulatorio financiero de UEFA. Estos ingresos recibido en los últimos libros contables, sumado a un exhaustivo presupuesto anual es lo que le permite al City a moverse en el mercado sin ser observado nuevamente por incumplir el Fair Play, de ser sancionado podría estar hasta 2 temporadas sin poder competir internacionalmente.

¿Qué tipo de inconvenientes económicos podría generar una sanción? Las pérdidas financieras serían muy elevadas producto de patrocinadores y derechos televisivos que no tendrían por no disputar la competición.

Sin embargo, una manera de acercarse a Messi, de poder comprarlo sin tener problemas con el Fair Play, es la venta de jugadores y la negociación del pase con el Barcelona. Actualmente, muchos jugadores del Manchester City están negociando su salida del club y muchos ya han partido (Sane y Silva).

De todas maneras, los ciudadanos no tienen apuro a desprenderse de jugadores producto de que la UEFA informó que los libros contables esta vez no será anual, sino que estará compuesto por la temporada 19/20 y 20/21, producto de la pandemia vivida durante el transcurso de este año. Si el City no baja las fichas de jugadores en este año, tiene tiempo hasta junio del 2021, de esta forma evitaría ser investigado y/o sancionado por UEFA.

Para Messi, Barcelona a Manchester es un viaje posible.

Nicolás Pagura 2ºB TT