Bayern Múnich: El equipo que le abre las puertas a jugadores de todo el mundo.

El reconocido equipo alemán, con autoridad y convicción, logró el triunfo en la final de la Champions Ligue ante el Paris Saint- Germain mostrando un desempeño superior con un gol de Coman en el minuto 59’. De esta manera, se apoderó de su 6ta “Orejona” obteniendo sus tres objetivos junto con la Bundesliga y la Copa de Alemania. La última vez que habían logrado esta hazaña fue en 2013.

Su camino hacia la gloria se fundamentó en un trabajo acotado pero eficiente de su entrenador Hans- Dieter Plick, quien llegó al club en 2019 y logró números que se quedarán en la historia del fútbol europeo. Ganó 43 de 52 partidos, empató 4 y perdió 5, teniendo en cuenta todas las competiciones de las cuales participó en la temporada 2019/20.

El campeón está conformado por principales figuras de la Selección Alemana como Thomas Müller que se destacó en esta temporada y a su vez fue uno de los máximos asistidores junto con su compatriota Serge Gnabry; Joshua Kimmich es un defensor que al momento de atacar se desempeña de una buena manera, pero una de las figuras del equipo fue el arquero Manuel Neuer ya que el equipo se destacó por recibir, en su mayoría de partidos, pocos goles en contra.

Sin embargo, también está conformado por una gran cantidad de jugadores extranjeros, entre ellos el polaco Robert Lewandowski quien fue la figura más importante siendo el máximo goleador con una cifra de 49 goles entre la Bundesliga y la Champions. El mismo se siente merecedor del Balón de Oro y lo ha manifestado expresando para Sportowe Fakty: “Con el Bayern Múnich ganamos todas las competiciones que se podían ganar. Fui el máximo goleador en cada una de ellas. Creo que, si un jugador ha logrado tanto, debería recibir el Balón de Oro”.

El brasileño que se encuentra a préstamo del Barcelona, Phillippe Coutinho, fue una de las figuras de la histórica goleada al poseedor de su pase, marcando dos goles después de no haber sido tenido en cuenta por el entrenador Quique Setién. A su vez, el mediocampista francés Kingsley Coman fue el autor del gol final que dio el triplete al equipo alemán.

Pero estos no fueron las primeras figuras extranjeras en vestir la camiseta del Bayern, el argentino Martín Demichelis llegó al club en 2003 para luego quedarse siete años y con su paso otorgar un legado de 11 títulos. Quien compartió varias temporadas con el argentino fue el francés Franck Ribéry que es el extranjero con el récord de más partidos jugados con 425 en su totalidad.

El gigante de Baviera está tomando protagonismo en Europa y cada vez más extranjeros optan por formar parte del fútbol alemán.

Mariana Romagnoli, 2B T.T