Telefonía, internet y TV paga como servicios públicos esenciales: según los medios.

El Gobierno Nacional declaró a la telefonía, internet y a la TV por cable como servicios públicos esenciales y sus tarifas serán congeladas hasta fin de año.

Alberto Fernández comunicó un DNU declarando como servicios públicos a telefonía, internet y TV.

El Presidente Alberto Fernández publicó un DNU (Decreto Nacional de Urgencia) declarando a los servicios de telefonía, TV por cable e internet como servicios públicos esenciales con el fin de garantizar el acceso a los mismos a toda la población. Asimismo, congeló los precios de estos servicios hasta fin de año. Por lo tanto, si alguna de estas empresas pretendiese aumentar sus tarifas debería solicitar autorización al Estado, presentando un esquema de mayores costos justificado. Esta regulación estará controlada por el Enacom.

En este contexto de pandemia donde gran parte de las actividades, como la educación y muchos trabajos, pasaron a realizarse de manera digital, el gobierno busca con este decreto apaciguar la economía de la gente y llegar a sectores del país que no podían acceder a estos servicios. Además, la medida se anticipa al aumento, entre 10% y 11%, de la telefonía celular e internet que las empresas ya habían comunicado que se iba a realizar en septiembre del corriente año. 

Entre las empresas que abarca el decreto están todos los prestadores de telcos, y cable con la excepción de DirecTV, quien por cuestiones técnicas, podrá aumentar sus tarifas antes de fin de año.

La repercusión en los medios no se hizo esperar, y los diarios más consumidos del país se hicieron eco de la noticia,  cada uno con su impronta. Si bien todos los medios publicaron sus respectivas notas informativas sobre el decreto y la palabra del Presidente de La Nación, también realizaron notas cuestionando o aprobando dicha medida.

El diario Página 12 asegura que este decreto permitiría que más argentinos accedan a estos servicios y, por lo tanto, haya más igualdad. “La recuperación del rol de regulador del Estado es clave en el paquete de medidas. Cuando Cambiemos asumió el poder en 2015, derogó con el DNU de creación del Enacom el artículo 15 de la Ley Argentina Digital, que establecía que las telcos y tics eran servicios esenciales “en competencia”, y que el Estado tenía la facultad de autorizar aumentos”, escribió el diario de izquierda. Esta editorial también entrevistó a la secretaria de Innovación Pública, Micaela Sánchez Malcolm, quien-entre otras declaraciones- destacó: “los servicios de comunicaciones garantizan el acceso a la educación, los consumos culturales, la capacitación, el trabajo y la producción”.https://www.pagina12.com.ar/286831-el-dnu-que-declara-servicios-esenciales-a-tv-internet-y-celu

En la vereda de enfrente, la medida fue cuestionada principalmente haciendo hincapié en que ahuyentaría las futuras inversiones que se puedan realizar en el país y se mencionó que es parte de la estrategia del gobierno de estatizar la mayor cantidad de servicios. El decreto fue catalogado como “sorpresivo” según Clarín, quien también dedicó una nota a la respuesta de la oposición al decreto, recopilando distintos testimonios como el de Patricia Bullrich, quien aseguró que detrás de esta medida se escondería el “vamos por todo”. Y destacó que el DNU presidencial afectaría las inversiones del sector y la calidad del servicio que reciben los usuarios. Además, se sumó la voz de Alfredo Cornejo, presidente del radicalismo, quien dijo: «con el DNU que califica de servicios esenciales a la telefonía celular y fija, internet y la televisión, el kirchnerismo se convirtió en campeón de iniciar juicios ante el CIADI».https://www.clarin.com/politica/oposicion-cuestiono-congelamiento-precios-telefonia-internet-tv-paga-modelo-venezolano-_0_BYzd-HppU.htm

El diario La Nación, por su parte, pone en duda la funcionalidad del decreto y explicó: “distintos especialistas alertaron sobre el impacto que esto podría generar en la calidad de las prestaciones por un recorte de la inversión y la supervivencia de los pequeños operadores del Interior”. En la misma nota se entrevistó al analista de la industria de las telecomunicaciones Enrique Carrier, quien concluyó: “los aumentos que no hacés en su momento, si no te dejan actualizar por un año, acumulas una inflación del 40% que después tampoco podés recuperar de un tirón y así se siguen atrasando las subas. Es como que arrancás cuesta arriba y las empresas entonces dejan de invertir».

Lautaro Botana Castello