Bolsonaro amenazó con golpear a un periodista local

El reportero realizó una pregunta comprometedora que produjo el enojo del mandatario

Jair Bolsonaro en el ojo de la tormenta por amenazar a un periodista

El buen clima entre el presidente brasileño Jair Bolsonaro con los medios de comunicación nuevamente volvió a quebrarse este domingo; el disparador fue una pregunta que realizó un corresponsal de un diario local relacionada al escándalo que involucra a sus seres queridos con un presunto enriquecimiento ilícito.  El periodista del diario O Globo indagó sobre un presunto vínculo directo de la primera dama con supuestas transferencias bancarias de parte del ex secretario de Flávio Bolsonaro, Fabricio Queiroz. Aunque, primero el presidente decidió omitir la pregunta, ante la insistencia del periodista, respondió: “Me dan ganas de romperte la cara a puñetazos, ¿está bien?”. Frente a esta incómoda situación, otro reportero cuestionó esa actitud hacia su colega, pero el dirigente prefirió ignorarlo, y se retiró del lugar.

La causa de investigación es por una supuesta apropiación de sueldos de sus empleados de manera ilegal. Los involucrados son: Fabricio Queiroz (ex asesor de la familia Bolsonaro) como principal coautor, según lo que indica la indagación es que Queiroz hostigaba a que sus funcionarios entreguen un porcentaje de su sueldo para luego transferirlo en las cuentas bancarias del senador Flávio Bolsonaro (hijo del mandatario brasileño) y la primera dama Michelle Bolsonaro, y se calcula una suma de 89.000 reales aproximadamente.

La incomodidad entre Bolsonaro y los comunicadores se ha visto en más de una ocasión. Por esto, varios periodistas, artistas, figuras públicas y ciudadanos decidieron manifestarse en las redes sociales con la misma pregunta que realizó el reportero amenazado: “Presidente, ¿por qué su esposa Michelle recibió 89.000 reales de Queiroz?». Esta frase fue trending topic en la red social Twitter, hasta una caricaturista muy reconocida en Brasil, Laerte Coutinho, realizó un dibujo en forma de repudio.

 

Tapa de homenaje por las víctimas fatales en Brasil por COVID-19

Este lunes, lejos de calmar el clima de tensión, el mandatario, en una charla por la situación actual del país ante el COVID-19 en el palacio del Planalto, ubicado en Brasilia, dijo que los medios de comunicación provocan maldades y que constantemente recibe destrato por parte de ellos. “Si uno toma a un gilipollas entre ustedes (periodistas), que solo hacen maldades, la oportunidad de sobrevivir es mucho menor que la mía”, indicó. Una frase que continuó con la polémica en los medios de comunicación, por esto la Federación Nacional de Periodistas comunicó que en apenas tres meses el Presidente de la Nación realizó 245 atraques en distintas ocasiones, y que cada vez es más difícil poder transmitir cualquier tipo de noticia que esté relacionada al gobierno. “Es lamentable que, una vez más, el presidente reaccione de forma agresiva y descontrolada a una pregunta de un periodista. Esa actitud no contribuye en nada al ambiente democrático y de libertad de prensa previsto en la Constitución”, protestó Marcelo Rech, presidente de la Asociación Nacional de los Diarios, quién además hizo referencia que muchas veces Bolsonaro intentó intimidar a la prensa para no recibir preguntas que puedan ser comprometedoras en su gestión política.

 

Nicole Mariana Monjes