Argentina bajo fuego: Juan Cabandié viajó a Córdoba, una de las zonas más dañadas

Ya son once las provincias afectadas por los incendios forestales y quedaron arrasadas miles de hectáreas. El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible viajó al Centro de Operaciones en Cosquín

Los incendios forestales se están extendiendo rápidamente a más provincias argentinas.

El siniestro que se desató en Córdoba, ya afectó a diez provincias más: Buenos Aires, Catamarca, Corrientes, Entre Ríos, La Pampa, La Rioja, Misiones, Santa Fe, San Luis y Santiago del Estero. Alrededor de 120.000 hectáreas ya han sido afectadas por el fuego. Bomberos provinciales y de la Policía Federal Argentina, policías regionales, integrantes de las Fuerzas Armadas y la Prefectura Naval Argentina y brigadistas del Servicio Nacional de Manejo del Fuego dan su apoyo humano y logístico a esas regiones que no dan abasto para detener el avance de las llamas. Esto sumado a las sequías en algunas regiones productivas del país dejará pérdidas millonarias que todavía no han podido ser calculadas. En la provincia de Córdoba y Buenos Aires diez personas fueron detenidas por provocar alguno de esos focos.

El Delta del Paraná y Córdoba son los territorios más afectados, en esta última provincia, el desastre agropecuario hizo que se declare la emergencia, ya que 40.000 hectáreas han sido devastadas por el fuego y la mayoría de los perjudicados son pequeños productores.

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, viajó a Córdoba para sobrevolar las zonas más afectadas por los incendios. “El Estado nacional está presente apagando el fuego. Pero esa no es la solución definitiva. Tenemos que exigirle a la Justicia que aprese a cada responsable y replantearnos como sociedad nuestros métodos productivos. No hay plan B. La solución tiene que ser sostenible”, declaró el funcionario al llegar a la provincia y reconoció que “la justicia de Córdoba está actuando rápido” y que “cuenta con uno de los más importantes sistemas de manejo del fuego del país”.

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, sobrevoló las zonas afectadas.

Cabandié explicó que desde Nación fueron a complementar la tarea con aviones hidrantes y de observación para que los brigadistas y bomberos puedan actuar rápidamente. Además, valoró la importancia del sector agropecuario, “que es fundamental para el país”, y a la vez manifestó: “Argentina tiene una superficie donde el 60 por ciento está bajo estrés hídrico y esta sequía prolongada va a durar más meses, lleva mucho tiempo y es una de las más importantes de la última década. Tenemos que parar la pelota y pensar qué futuro estamos construyendo no solamente para el presente sino también para las próximas generaciones”, remarcó el ministro.

También destacó que el presidente Alberto Fernández habló con el gobernador Juan Schiaretti y se puso a disposición de la provincia. En medio de la gran cantidad de incendios que se están registrando en el país, el primer mandatario devolvió el Sistema Federal de Manejo de Fuego (SFMF) al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, a cargo de Juan Cabandié. En el gobierno de Mauricio Macri pertenecía al Ministerio de Seguridad.

Alberto Fernández afirmo que “con el fin de optimizar la organización, sostenimiento y gestión del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, resulta necesaria la transferencia de este organismo al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible”. En esta línea, el DNU remarcó que “la situación actual que atraviesa el país en materia sanitaria y la premura en adoptar medidas de gestión en materia de Manejo de Fuego, imponen la necesidad impostergable de realizar las modificaciones indicadas en forma inmediata, por lo que deviene imposible seguir los trámites ordinarios para la sanción de las leyes”.

En Entre Ríos los incendios afectan mayormente a la ciudad de Victoria, mientras que en Diamante y Concepción del Uruguay la situación estaría controlada. En el norte de Córdoba el fuego avanza rápidamente hacia Capilla del Monte y Cruz del Eje. Los campos de Ischilín fueron devastados en su mayoría y se registran focos en el Valle de Punilla y Cosquín. En paraje Todos los Santos y la localidad de Manfredi ya fueron controlados. En Corrientes hay dos focos, uno contenido en el Parque Provincial San Cayetano y otro aún incontrolable en una zona de esteros. En Buenos Aires los incendios continúan en el Delta del Paraná, afectando a las localidades de Zárate y el municipio de San Fernando. En La Pampa, los dos focos en Realicó y Rancul están controlados, y en San Luis se encuentra muy activo en la localidad de Junín, al igual que en Rivadavia, en Santiago del Estero. En Misiones, en la ciudad de Apóstoles y Candelaria están contenidos. En Catamarca las zonas más afectadas son Capayán y Ancasti. En la Rioja hay dos focos activos en las localidades de Peñaloza e Independencia.

Este tipo de incendios forestales, en el 95% de los casos, es producido por la mano del hombre, por la quema de pasturas a lo que podríamos sumar la sequía; esto se repite año tras año.

Para saber más:

https://www.argentina.gob.ar/noticias/cabandie-sobrevolo-en-cordoba-las-areas-afectadas-por-el-fuego

Nicolás Desimoni