Biles, esa gimnasta que se anima a todo

Simone Arianne Biles, nacida el 14 de marzo de 1997, en Columbus, Estados Unidos, se transformó en la gimnasta artística más destacada de la actualidad.

En la competencia general individual, Biles ya fue seis veces campeona nacional en 2013, 2014, 2015, 2016, 2018 y 2019; campeona olímpica en Río 2016​ y cinco veces campeona del mundo, siendo la única gimnasta que lo ha conseguido tres veces de forma consecutiva, 2013, 2014, 2015,​ 2018 y 2019. Por aparatos, ha sido cinco veces campeona mundial en suelo, 2013,​ 2014, 2015, 2018​ y 2019,​ tres veces en viga de equilibrio en 2014,2015 y 2019, ​y dos veces en salto de caballo en 2018 y 2019.

Se caracteriza por su potencia y por el alto nivel de dificultad en sus ejercicios, consolidándose como la mejor gimnasta del mundo en su época. Es miembro del equipo nacional de los Estados Unidos, campeón en el mundial de Nanning 2014,​ y luego también en Glasgow 2015, Doha 2018 y Stuttgart 2019, además de alcanzar el oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.​ Con 19 títulos de campeona mundial y 25 medallas ganadas en campeonatos mundiales, es la gimnasta más laureada de todos los tiempos, tanto en la categoría masculina como en la femenina.

Sus padres eran adictos a la droga, por lo cual fue adoptada por sus abuelos maternos, quienes ejercieron como padres para ella. Cuando Simone tenía 6 años fue de excursión al centro de gimnasia Bannon Gymnastix. Para divertirse empezó a copiar a otras gimnastas en la parte de atrás del gimnasio. Una de las entrenadoras, la Sra Ronnie la vio y llamó a Aimee Boorman para que la viera. Enviaron una carta a casa de sus padres para animarles a inscribirla en un instituto de gimnasia.

Biles comenzó a tomar clases en su tiempo libre. Desde los 8 años se entrena con Aimee Boorman. Se graduó de la secundaria en 2015, estudios que realizó desde su casa para tener más tiempo para los entrenamientos.

El ejercicio de suelo es la especialidad donde Biles se ha destacado, no solo por el alto grado de dificultad de su rutina, sino por ser cinco veces campeona mundial en este aparato, así como poseer el título olímpico​ en el mismo, lo cual la convierte en campeona invicta del suelo en competencias internacionales de la FIG (Federación Internacional de Gimnasia).

Fue la primera gimnasta femenina en hacer un triple-doble en el ejercicio de suelo, es decir, dos saltos mortales con tres rotaciones cada uno. Hasta agosto de 2019, este elemento tan solo había sido ejecutado con éxito en la categoría masculina, siendo además muy poco frecuente.

También durante el Campeonato de Gimnasia Artística de Estados Unidos de 2019, Simone realizó otro elemento de gran dificultad, un doble-doble en barra de equilibrio. Este elemento consiste en dos flic-flacs seguidos de un salto con dos giros mortales para atrás en la salida del ejercicio.​ Ningún otro gimnasta, ni masculino ni femenino, ha logrado aterrizar un doble-doble con anterioridad.

La gimnasta, quien rompió el récord de la mayor cantidad de medallas mundiales ganadas que cualquier otro gimnasta en la historia el pasado octubre, ahora se encuentra en una incógnita. Esto debido a que no sabe si irá a competir en la justa olímpica que se celebrará en 2021.

Mauro Villar, Segundo A, turno tarde