NBA: alerta por el aumento de casos de coronavirus

A menos de un mes de la reanudación de la temporada regular 2019/20, hay una gran preocupación en la organización ante la aparición de nuevos contagios

En la primera ronda de pruebas a los 22 equipos que irán a Orlando para el reinicio de la temporada regular de la NBA el próximo 30 de julio en el campus de Walt Disney World en Orlando, se detectaron 16 contagios de un total de 302  realizadas a los jugadores y los directivos empiezan a ser cada vez más precavidos de cara al retorno. Ha habido positivos en Denver Nuggets, donde hubo dos testeos confirmados (no se dieron a conocer los nombres). Lo mismo para los Brooklyn Nets (DeAndre Jordan y Spencer Dinwiddie). Recientemente, los New Orleans Pelicans confirmaron tres casos. Los campus de entrenamiento comenzarán en el complejo el próximo 11 de julio.

Adam Silver, comisionado de la NBA, comentó en diálogo con el programa ‘TIME 100 Talks’ de la Revista TIME de los Estados Unidos, sobre la posibilidad de aplazar el reinicio de la temporada regular en Orlando: «Vamos a ver a medida que avanzamos. Ciertamente, si los casos están aislados, eso es una cosa. Gran parte de la determinación será nuestra comprensión de cómo nuestra comunidad se infectó. Eso será parte de nuestro juicio en términos de si debemos continuar. Pero ciertamente si tuviéramos muchos casos, nos detendremos. No se puede darle la espalda al virus”, manifestó.

La NBA se encerrará en The Walt Disney World Resort para reanudar su temporada a partir del 30 de julio

A este problema del aumento de infectados por coronavirus se le suma el dilema por la decisión de varios jugadores que no quieren disputar el reinicio de la temporada por encontrarse lejos de sus familias y por el coronavirus. Ellos son: Trevor Ariza (Trail Blazer de Portland), Davind Bertans (Washington Wizards), Avery Bradley (LA Lakers), Willie Cauley-Stein (Dallas Mavericks), Demarcus Cousins (LA Lakers), Wilson Chandler (Brooklyn Nets). Los equipos podrán contratar jugadores para reemplazarlos. Además, la NBA confirmó que no serán suspendidos por no asistir a Orlando, pero tampoco percibirán su sueldo en ese periodo.

Con el regreso de la competencia, la NBA evitará que los salarios de los jugadores sufran una pérdida de USD 1.200 millones y que los propietarios de las franquicias pierdan USD 2.400 millones en ingresos.

Facundo Franco