El fin del cuento alemán

La Bundesliga fue el primer campeonato que volvió luego de la pandemia... y el primero que ya terminó; ganadores y perdedores

Se disputó la trigésimo octava fecha de la Bundesliga. La jornada que da aviso al mundo que sus equipos dejan de sumar puntos en la tabla de posiciones declarando de forma estricta el futuro de cada quién en la próxima temporada.

El trofeo fue levantado por Manuel Neuer, capitán del Bayer Munich, institución que logra coronarse por octava vez consecutiva alcanzando treinta coronaciones en su historia. Se clasificó para jugar la próxima Champions League, acompañado por Borussia Dortmund, Leipzig y Borussia Monchengladbach, que culminaron del segundo al cuarto puesto, respectivamente.

Del quinto al séptimo escalón se observan a Bayer Leverkusen, Hoffenheim y Wolfsburgo, que un poco más relegados en la pelea por el título adquirieron el consuelo de clasificarse a la siguiente Europa League, aunque los Lobos deberán superar un nuevo desafío, transitando la fase clasificatoria.

Robert Lewandowski, centro delantero del equipo campeón, fue el máximo goleador de la liga con treinta y cuatro anotaciones. Thomas Müller, también jugador Bávaro, rompió un récord al realizar veintiuno asistencias en un mismo campeonato, superando a Kevin De Bruyne y Emil Forsberg, que mantenían el liderato con diecinueve cada uno.

La primera división alemana despidió a Paderborn y Düsseldorf, equipos que disputarán la Bundesliga 2, ya que perdieron la categoría. En su lugar subieron a la élite del fútbol local Arminia Bielefeld y Stuttgart, tras quedar primeros y segundos respectivamente en el ascenso. Aún queda definir un duelo mano a mano entre dos clubes, Werder Bremen y Heidenhem, quienes disputarán la promoción con partidos de ida y vuelta. Este último buscará ascender y derrocar a un club histórico como lo son los Verdi-blancos, condenados por su realidad.

Redacción: Gonzalo Orué

Edición y corrección: Federico Besso