Día del orgullo gay: una lucha que no claudica

El 28 de junio se celebra en varias partes del mundo el Día de la Diversidad LGBT+ debido al acontecimiento histórico producido en estados Unidos.

 

 

 

El 28 de junio se celebra en varias partes del mundo el Día del orgullo gay o Día de la diversidad LGBT+. Fueron años de luchas los que tuvieron que pasar para que, finalmente, las personas pertenecientes a esa comunidad puedan obtener un día en donde pueden expresarse libremente sin ser juzgados constantemente por el resto de la sociedad. Este día consta de uno en donde la lucha por sus derechos se hace totalmente visible para poder luchar por la igualdad de las personas lesbianas, gays, bisexuales y transexuales. 

Sin embargo, el camino hacia este momento no fue fácil. Se podría decir que se otorgó el día 28, debido a lo sucedido en Nueva York, allá por 1969, donde se creó la primer manifestación para protestar por la persecución hacia las personas homosexuales. Ese día marcó un antes y un después en la lucha contra la discriminación hacia la comunidad gay, ya que luego de esas siguieron más protestas en distintos países.

En Argentina no fue sino hasta 2010 donde el matrimonio igualitario fue aprobado, siendo el primer país de América Latina en realizarlo. Muchas protestas frente a ese acontecimiento fueron vistas a lo largo de varios años. Sin embargo, la aceptación comenzó a crecer a medida que la sociedad avanzó. No obstante, aún en 2020, siguen existiendo las personas que juzgan a otras por la elección sexual o mismo su orientación. El ejemplo que más predomina es la discriminación que se le sigue haciendo a las personas trans, siendo sometidas a abuso físico, y, en muchos casos, la imposibilidad de trabajar.

 El día de la diversidad LGBT no debería ser solo un día, sino que tienen que tener la posibilidad de demostrar su orgullo cada vez que ellos quisieran. La sociedad debe seguir avanzando y junto a eso, trabajar por la aceptación de los mismos. Sin embargo, aún muchos años después de cuando la homosexualidad era considerada como un crimen, siguen habiendo partes del mundo en donde lo ven de la misma manera. El respeto no es selectivo, es igual para todos sin importar, raza, religión, sexualidad o color. La discriminación es una elección que hacemos cada día al despertarnos. Solo depende de nosotros poder cambiarlo.

Julieta Natalutti 2°A TM.