Hallazgo descomunal que sorprende a los fanáticos e historiadores de los dinosaurios

Se descubrió el huevo más grande de la era de los dinosaurios  hasta el momento, de este se estima que perteneció a la especie de  Mosasaurus, un dinosaurio muy particular que vivió hace unos 66 millones de años y que se le implanta una gran similitud can las lagartijas actuales.

La única y gran diferencia que se le estimó a esta especie con las conocidas lagartijas es que estos retinianos marinos se caracterizaban por tener una reproducción partenogénesis con un tamaño  mayor al de los huevos que implementaban para el desarrollo de sus crías, debido a que el huevo encontrado es de un peso aproximado a los 7 kilos y acompañado por un tamaño de 25 centímetros en su eje mayor y 20 en el menor, además de ser el más grande encontrado hasta el momento que se encuentra cubierto por una cascara blanda.

Con este descubrimiento se logró comprobar que no todos los huevos de los dinosaurios eran de cascara dura y esto claramente da una gran visión a próximos descubrimientos que se le asemejen a lo histórico que ha sido este.

Cabe destacar que este objeto fue descubierto curiosamente en la Antártida en el año 2011 y permaneció en el museo Nacional de historia natural de Chile, pero fue hasta este 2020 que científicos de la Universidad de Texas, luego de dos años de estudio, pudieron confirmar que estos no fueron en vano, ya que gracias a esta exploración pudieron confirmar que el hallazgo puede deslumbrar una vez más la vida de los reptilianos antiguos y poder comprobar que queda mucho por descubrirse

Además, un dato significante es que para el asombro de los paleontólogos, se encontraron con un reptil con una estimación de tamaño de unos 6 metros desde su hocico hasta su cola, es decir que durante su etapa de crecimiento este iba a albergar un tamaño descomunal e inesperado.

 

Inan Ducca, 2°A TM