Amor al arco

Las mujeres también dejan su huella como arqueras; testimonios, discriminación y un poco de historia de un puesto ingrato y querible

El 12 de junio es el día nacional del arquero en nuestro país, en homenaje a Amadeo Carrizo, ídolo de River, quien ese día hubiera cumplido 94 años; falleció en marzo de este año. El Millonario homenajeó a sus guardametas con un video en el que recuerda a sus arqueros más recordados y reconocidos por los fanáticos, incluyendo a María Florencia Chiribelo, la jugadora que comenzó a practicar el deporte a los 27 años y es un ejemplo de superación.

Pero las mujeres también hicieron historia. Marta Soler fue la dueña del arco durante el mundial de México del ’71. Con solo 17 años formó parte del primer equipo que le ganó a Inglaterra en la historia de los mundiales. Declaró en más de una ocasión que nunca le importó lo que los hombres opinaran de las mujeres que jugaran al fútbol. «A nosotras en aquel momento no nos importaba que nos dijeran que fuéramos a lavar los platos, porque nosotras jugábamos porque amábamos el deporte. Y eso no nos lo quita nadie», aseguró. Por ese motivo, Lucila Sandoval, creadora de la organización Pioneras del Fútbol Femenino en la Argentina, después de que la Legislatura porteña declarara el 21 de agosto como el Día de las Futbolistas por aquel triunfo frente a Inglaterra, tiene la idea de que el 22 de abril quede instaurado como el de la arquera, ya que es la fecha de nacimiento de Soler y reconocería a todas aquellas que la historia encubrió.

Pioneras es una organización que fue inaugurada cuando Lucila se retiró debido a su obsesión de conocer a las primeras mujeres que jugaron al fútbol en nuestro país. «Teníamos que ir años para atrás, contactarnos con colegas que hayan jugado antes que nosotras. Pioneras somos todas aquellas que empezamos a jugar antes de la era AFA, entre ellas está la selección del 70´», cuenta la arquera. El fin de esta organización es contar la historia de cada una de ellas, que se conozcan con nombres propios, sus voces y sus testimonios para saber sobre quiénes hicieron el fútbol femenino un deporte tan rico. Así se realizaron homenajes como el de Lina Cabrera en el Parque Sarmiento a más de 50 pioneras y desde el 2016 hasta ahora tienen «encontradas» a más de 500. Los comienzos de Lucila fueron con los varones en los potreros de Salada, provincia de Corrientes. Nunca sufrió discriminación por parte de sus compañeros, pero sí recibió hostilidad de las señoras que pasaban por ahí “ellas me gritaban andá a tu casa, marimacho». Su amor por el arco surgió cuando fue a probarse a All Boys y en su primer mano a mano se dio cuenta que desde ahí podía controlar todo, ser la heroína o la villana en un segundo. A pesar de que el machismo siempre existió,  nunca hizo eco de los comentarios que recibía al entrar en la cancha y recuerda que esa misma gente que la mandaba a lavar los platos, después la aplaudía al finalizar el partido.

El 11 de junio, la AFA creó el Departamento de Arqueros del Fútbol Argentino con el fin de compartir criterios, capacitar y formar entrenadores/as de arqueros en nuestro país formado por Martín Tocalli, Fillol, Pumpido, Goycochea, Damián Albil, Darío Herrera, Mauro Dobler y con la particularidad de que participa Vanesa Sarroca en representación del fútbol femenino. Uno de los objetivos que tiene este proyecto es el de lograr que los entrenadores de arqueros estén presentes en el banco de suplentes, ya que forman parte del cuerpo técnico. Sobre esto también opinó Sandoval, al expresar su alegría al respecto de la creación de este departamento. Vanesa -asegura- es una gran arquera, que va a ayudar a las mujeres y su progreso.

Ludmila Farias Messineo, Mariana Romagnoli y Micaela Cavaliere.