Una década sin José Saramago

José de Sousa Saramago, nacido en Noviembre de 1922 fue un escritor portugués; además de novelista, periodista, poeta y dramaturgo. Aunque destacamos como lo mas «novedoso» de su biografía que casi todas sus obras, menos una, fueron escritas después de cumplidos sus 60 años.

Nacido en Azinhaga, a 120 km del norte de Lisboa, su infancia se define por venir de una familia con pocos recursos económicos. Trayecto donde su estilo de vida lo forjó a definir claramente sus pensamientos como escritor especialmente en lo que serian sus ideales políticos. Aunque estas nunca lo llevaron a limitarse con sus reflexiones y a pesar de ser militante comunista gran parte de su vida, criticó fuertemente en ocasiones a la izquierda: «antes, caíamos en el  tópico de decir que la derecha era estúpida, pero hoy en día no conozco nada mas estúpido que la izquierda».

Sus comienzos como escritor van de la mano con el año del nacimiento de su hija Violante, en 1947 se publicó su primera novela «Tierra de pecado», la cual había empezado a escribir 3 años antes en 1947 (año donde también se casó por primera vez, con Ilda Reis). Aunque sin el éxito esperado, y volvió a escribir una segunda novela, «Claraboya», y no se dedicó a la escritura por las siguientes dos décadas. «Sencillamente no tenía algo que decir y cuando no se tiene algo que decir lo mejor es callar».

En el lapso de tiempo antes de dedicarse finalmente a la escritura, ejerció trabajos como mecánico, editor, periodista y cerrajero.

Jose Saramago | Foto:Cedoc

En el año 1982 le llegó la popularidad internacional con «Memorial del Convento» en el que critica la explotación de lo mas ricos hacia los mas pobres. Comenzaron así años de aplausos hacia él, consolidando el prestigio con títulos como ‘La balsa de piedra’ (1986), la pieza teatral ‘La segunda vida de Francisco de Asís’ (1987) e ‘Historia del Cerco de Lisboa’ (1989). Años de prestigio que duraron hasta 1991, cuando se cortaron los lazos con su país luego de publicar «El Evangelio según Jesucristo» donde humanizaba a Cristo, le otorgaba una historia carnal con María Magdalena y enfureció al Vaticano. «Por atentar contra la moral Cristiana» esa obra fue vetada un año después para el Premio Europeo de Literatura de Aristeion para el gobierno luso. Como protesta hacia tal injusticia de su parte, reaccionó marchándose del país e instalándose en la Isla Canaria de Lanzarote. Ya aquí en 1995 publicó Ensayo sobre la Ceguera, una de sus novelas mas conocidas, la cual fue llevada al cine en el año 2008, y un año después también gozó de gran reconocimiento con la obra «Todos los nombres». El éxito siguió y en 1998 ganó el Premio Nobel de la Literatura, y empezó a recibir llamados de disculpas de su país ya que se convertía en el primer, y hasta ahora único, portugués en conseguirlo.

Hoy, a 10 años, su muerte se conmemora en Lisboa donde habrá una ceremonia en la biblioteca de lo que fuera su casa y un breve concierto, se leerán fracciones de sus novelas y podrán seguirse online a un costo de 3 euros que irán destinados para ayudar a los artistas afectados por la pandemia. También una década después las obras de quien falleció a causa de leucemia crónica siguen apareciendo como «Ensayo sobre la ceguera» porque encaja de alguna manera con el actual efecto pandémico que atravesamos.