Running: los cuidados que hay que tomar para volver a practicar esta actividad después del aislamiento

Muchas personas se entusiasmaron con la vuelta de algunas actividades tras la cuarentena, pero pocas tomaron dimensión de las consecuencias que podría tener si no se hace correctamente.

"Dos personas trotando para mantener su estado fisico"

Profesionales del mundo deportivo y médicos especializados recalcan que podría ser peligroso retomar todas aquellas actividades físicas en especial el running, tras un período de total aislamiento. Desde que el Gobierno nacional decretó salidas recreativas en algunos parques, muchos ciudadanos no toman precauciones necesarias a la hora de entrenar.

El preparador físico Ricardo Figueroa contó a Pirámide Invertida: “Todo aquel que quiera retomar su actividad física, además de tener chequeado su estado pulmonar y cardíaco, le recomiendo no entrenar para nada con zapatillas nuevas por su dureza. Deben realizar una entrada en calor, abrigarse bien y desabrigase luego de estar en un clima alto de su estado, para evitar gripes o demás enfermedades en esta época del año”.

En cualquier acto deportivo, una de las funciones principales es una entrada en calor adecuada. Si no se realiza correctamente, puede producir lesiones o hasta fracturas. Al respecto, Figueroa afirmó: “Se puede empezar con una caminata mínima de 30 minutos y después ir subiendo su intensidad acorde su estado físico, elongar suavemente los músculos antes y después del ejercicio”.  En cuanto a las personas mayores, aclaró: “Hay que tener mucho cuidado con ellos y el sobrepeso, es preferible no recomendarles el running intenso y sí las caminatas leves, ya que deben cuidar su corazón, que es un músculo más.”

«Personas retomando el running tras la cuarentena en Buenos Aires»

Al cierre de la entrevista, Figueroa hizo referencia a las medidas de cuidado en el marco de la pandemia: “Con el coronavirus hay que tener precaución y estar alejado de la gente. Respecto al barbijo, hay que tener cuidado por la demanda de oxígeno, puede causar mareo, taquicardia, náuseas y vómitos. A uno le puede bajar la presión en plena actividad, es más recomendable un entrenamiento en la manzana de su casa y no exponerse a un parque lleno de gente en estos días difíciles”.