El desafío de los pilotos para seguir vigentes durante la pandemia: «Pasados los 90 días, las estadísticas muestran falta de formación»

Pirámide Invertida se adentró a conocer cómo hacen los pilotos para mantener su entrenamiento con los aviones en tierra.

Piloto Federico Giménez
La pandemia de COVID-19 paralizó los aeropuertos en todo el mundo y dejó en tierra a la mayoría de los aviones. Esto complicó a los pilotos no sólo desde la actividad, sino para mantener vigentes sus licencias, dado que a los 90 días sin realizar algún vuelo, se revoca la licencia. Pirámide Invertida entrevistó a Federico Giménez, piloto de Aerolíneas Argentinas, que explica por qué se requiere entrenamiento y «experiencia fresca» para poder volar.
Federico Giménez en la cabina del avión.
¿Qué sucede cuando los pilotos no completan sus vigencias de actividad?
— Los pilotos necesitamos mantener actividad de vuelo dentro de los 90 días. Esto significa cumplir con las reglamentaciones, que estipulan que se deben llevar a cabo con éxito tres despegues y aterrizajes, tanto de día como de noche. Uno de ellos es utilizando las instalaciones de aterrizaje automático de la cabina. Eso nos garantiza la seguridad y el entrenamiento. Pasados los 90 días, las estadísticas muestran falta de formación.
Simulador de vuelo nivel 3 D
¿Qué tipos de entrenamiento utilizan?
— Los pilotos necesitan acceder a simuladores de vuelo reales a gran escala, y la compañía tiene simuladores de vuelos propios de nivel 3D, que son los más realistas y ofrece la más alta definición y respuestas, al igual que volar de verdad. También hay requisitos regulares de entrenamiento de fuego y humo, donde los pilotos tienen que subir a un avión lleno de humo y evacuarlo. Además, hay cursos de primeros auxilios y capacitación en gestión de recursos de la tripulación, que implica evaluar como los miembros de la tripulación trabajan juntos como equipo.
¿Cuáles son los errores más comunes de un piloto en el momento de la capacitación?
— La falta de entrenamiento hace que se produzcan demoras en mantener el control de un avión en una situación de emergencia, al cual requiere mucha agilidad mental. Por eso, el error más común es pensar que se tiene todo el tiempo del mundo para corregir una aproximación a la pista, como una toma excesivamente larga, velocidad de aproximación inadecuada, por quedarse alto o bajo. Estas causas son múltiples y se debe acudir al motor y al aire con decisión y sin complejos, antes de que sea demasiado tarde, y notificarlo convenientemente a la torre. No pasa nada por intentar una nueva aproximación. Incluso tratándose de un gran aeropuerto, hay que lograr cuanto antes poner el avión en situación óptima con respecto a la pista, para que se presente mejor el aterrizaje. Por eso, se debe encontrar el momento adecuado y este es un punto que al piloto le cuesta bastante.
¿Cuánto tiempo dura la licencia?
— La licencia es de por vida, lo que la limita es un psicofísico y es muy estricto. Se realiza cada 6 meses para los pilotos de línea aérea. Lleva revisiones médicas con psicólogos que realizan diversas pruebas para detectar problemas de insomnio, adicciones, o cualquier otro inconveniente traumático que pueda afectar su desempeño, porque está en juego la vida del piloto y la de cientos de pasajeros. Si no hay certezas de que está apto, tanto en su aspecto físico, como psicológico la licencia queda bloqueada.
¿Cuál es el organismo que vigila y entrega las licencias?— Antes de subir al avión los controladores saben si el piloto está con todo aprobado para poder volar, y el ente regulador es La Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), donde informa si está con una baja médica el piloto.

Para el mes de julio se piensa abrir los vuelos de cabotaje, y desde el 1° de septiembre se abrirán los vuelos internacionales, según el comunicado de la ANAC.