María Sol Ordás: “El año 2018 fue el que más me marcó en mi carrera»

Los Juegos Olímpicos de la Juventud que se realizaron en nuestro país entre el 6 y el 18 de octubre del 2018 fueron sin lugar a dudas una experiencia increíble, que revolucionó a la Ciudad Autónoma de Buenos Ares y a sus alrededores por completo, donde los argentinos pudieron conocer a fondo algunos deportes y también a muchos atletas jóvenes que sin dudas tienen un gran futuro y una historia detrás.

Si alguien logró pasar a la historia del deporte nacional en dicha competencia fue María Sol Ordás, hija de Damián Ordás y Dolores Amaya, ambos atletas olímpicos en la misma disciplina que su hija, remo.

En el dique 3 de Puerto Madero, María Sol se convirtió en la tercera medallista olímpica de oro juvenil de la historia de nuestro país, después de Braian Toledo y de Francisco Saubidet Birkner, y, además, fue la primera mujer en lograrlo.

En la entrevista que Pirámide Invertida logró realizarse contó sus inicios, sus sensaciones con los logros en su carrera y cómo vive hoy esta situación particular con la pandemia del COVID-19.

-¿Cómo empezó tu carrera en el remo y qué influencia tuvieron tus padres en que vos practiques ese deporte?

-Empecé mi carrera en el año 2013, en el Club de Regatas de San Nicolás y la influencia de mis padres fue más fuerte desde el lado de mi madre. Siempre me dijeron que tenía que nadar como ella pero al principio odiaba escuchar eso, hasta que un día tuve ganas de probar y ella me llevó y desde ahí siempre me acompañó en esto.

– ¿Cuál es un sueño cumplido para vos en el remo y cuál es tu sueño a cumplir de ahora en adelante?

Mi sueño cumplido en el remo fue todo el año 2018 en general, fue algo increíble por como lo transité, por todas las cosas buenas y también las malas, de las cuales saco todo lo positivo. Fue un año que me marcó mi carrera como deportista.

 

 

Los padres de María Sol son ex atletas olímpicos en la misma disciplina que ella. Su padre compitió en los Juegos de Sidney 2000, mientras que su madre participó en los Juegos de Atlanta 1996 y, pese a estar clasificada a los Juegos siguientes, no pudo participar por estar embarazada de María Sol.

-¿Cómo es tener como padres a dos ex atletas olímpicos?

Es algo increíble tenerlos como medallistas olímpicos y además en la misma disciplina que yo. Puedo hablar con mi mamá y ella me entiende perfectamente, aunque no hablamos mucho porque ella no quiere invadirme con sus logros y demás.

-¿Qué significa para vos haber sido la primera medallista de oro de los Juegos de la Juventud del 2018?

-No lo pienso tanto desde ese lado, sino como un premio al esfuerzo, al sacrificio que se realizó durante todo ese año. Y esa medalla no es únicamente mía, sino que también es de mi equipo, de mi familia, de mis amigas, me llevo más ese lado que el hecho de haber sido la primera medallista.

-¿Qué sentiste al ser la abanderada en el cierre de los Juegos, con el detalle de ser en tu propio país?

Fue un gran orgullo, se hizo un evento increíble, que salió a la perfección y que dejó al país muy bien parado. Que mejor que cerrarlo siendo abanderada.

-¿Cual destacarías como el mejor logro de tu carrera?

El Mundial de 2018 me marcó a mí en mi carrera y como persona. Es algo que busqué y trabajé mucho para conseguirlo. Aprendí muchísimo en muchos aspectos.

Humilde, destaca que ella no es la gestadora única de sus logros, sino que el apoyo de su círculo cercano es lo más relevante para ella y que, si bien compite para ganar, lo que más la gratifica son los momentos y el cariño de la gente.

 

-¿Qué te genera ser la tercera atleta juvenil en la historia argentina en lograr una medalla de oro y además ser la primera mujer en lograrlo?

No es algo que esté todo el tiempo en mi cabeza o algo que lo diga cuando me lo preguntan, porque realmente me quedo más con los momentos y recuerdos que vivo. La medalla o posición obvio que es algo importante y da mucha satisfacción y es un premio al esfuerzo, pero si me preguntás sobre esos Juegos, me quedo con el apoyo de la gente.

-¿Cómo haces con esta situación de la pandemia para seguir entrenando o mantenerte en ritmo?

Con la pandemia sigo entrenando en mi casa con un remorgómetro, que es como si fuera una bicicleta fija pero de remo. Con eso y haciendo gimnasio con lo que puedo trato de mantener el estado para volver al agua y estar lo mejor posible.

Su carrera recién comienza a dar los primeros grandes resultados y sin lugar a dudas que conseguirá más. Pero a pesar de ello, de ser parte de la historia del remo y el deporte argentino, María Sol mantiene intacta su sencillez, su humildad y su tranquilidad, algo que la hace más grande aún.

Autor: Pablo Ariel Casarico