Contagio: El film que predijo el desastre

La película filmada en 2011 con Jude Law y Kate Winslet reproduce la expansión de un virus que nace de un murciélago y actúa de la misma forma que el Covid-19 en la vida real.

La crisis sanitaria por la expansión del Coronavirus pudo haberse previsto según la película Contagio, de Steven Soderbergh. Esta se baso en la pandemia de la Gripe A que se propagó 2 años antes, pero la expansión del virus podría bien identificarse a la del Covid-19 que tiene en vilo a toda la humanidad.

El film, relata un virus que llega a cada rincón del planeta con origen en China, donde exactamente nace el Covid y con la curiosidad de que surge de un murciélago que lo transmite a un cerdo. De ahí, llega a los humanos a través de la cocina y la primera persona infectada, Beth Emhoff (Gwyneth Paltrow) lo lleva de Hong Kong a Estados Unidos, la nación más perjudicada tanto en la película como en la vida real.

Desde ese momento comienza a propagarse tal y como hemos visto en todo el mundo, aunque en la película el virus llamado Mev-1 es mucho más letal que el Coronavirus. Los protocolos se aplican de tal forma igual a la realidad: la cuarentena en las ciudades, el cierre de toda actividad comercial e industrial, el cierre de las fronteras, la cancelación de vuelos, etc. Las largas filas en los supermercados son la tónica diaria, en la película se producen saqueos, algo que no ha sucedido en varias partes del mundo.

Lo que se puede ver y se destaca en la película son las fosas comunes para el entierro de todas las víctimas del virus. En la ciudad de Nueva York tuvieron que habilitar un espacio en la isla de Hart para sepultar a los fallecidos. Tampoco existe un médicamente que frene el avance del virus, en un programa de televisión el doctor Ellis Cheever (Laurence Fishburne) de el Centro para el Control y las Prevención de Enfermedades tiene un fuerte cruce con el periodista Alan Krumweide (Jude Law) sobre las acciones que se tomaron en la ciudad antes de la declaración de la cuarentena y las de la OMS, a lo que Alan le recrimina: “El día 1 había 2 infectados y luego hubo 4, y luego 16 y ustedes piensan que lo controlaron, pero luego eran 256, y luego 65 mil y el control que pretendían tener nunca existió, en 30 pasos hay millones de contagiados, en 3 meses”. El personaje interpretado por Jude no solo trataba de sacar provecho de la situación sanitaria mundial, sino que también trato de exponer las mentiras que se les decía a los ciudadanos, algo parecido a lo que Anonymous en la realidad tratara de exponer.

Finalmente, la cura para el virus se desarrolla pero la producción es más lenta a lo que avanza el virus por lo que las autoridades deciden sortear quien se vacunará antes utilizando los días de nacimiento de cada ciudadano. Las personas que tienen acceso a la cura, son marcadas con una pulsera con la que tienen la libertad de movimiento por la ciudad. En caso contrario, el confinamiento se alarga hasta que tengan acceso a ella.

Esta película ha arrasado por las grandes similitudes que muestra con la realidad, entre ellas la expansión del virus, el caos en la sociedad, el colapso sanitario, el papel de las fuerzas de seguridad, las investigaciones para encontrar la cura y la tensión social por miedo al contagio y para tratar de acceder a la vacuna lo antes posible.

Varela Brian Tomás
2°A T.M.