Permanecen los reclamos de los médicos por condiciones laborales precarias

Tras la manifestación del fin de semana pasado, los profesionales de la salud continúan con la lucha por las condiciones laborales y los reclamos para cobrar los bonos prometidos.

Médicos en la manifestación del fin de semana pasado

La semana pasada, en la Ciudad de Buenos Aires, se pudieron escuchar bocinazos por la zona del Obelisco y Congreso. Eran médicos en lo que fue una manifestación adaptada a la cuarentena. El sonido de los autos circulando por las avenidas principales fue como reclamo a las formas de trabajo, la reducción del salario y casos de despidos. Aunque, principalmente, esto se desató tras la imputación de dos médicos en Córdoba. «La idea es que nosotros vayamos a trabajar tranquilos, con todos los elementos de protección. No queremos tener una espada de Damocles en la cabeza por una posible imputación por nuestro trabajo», explicó hace unos días el médico cirujano Jorge Esnaola a la AFP.

En los autos, los médicos colocaron carteles representativos con cruces rojas. Aunque algunos llevaban mensajes profundos: “Nosotros te cuidamos, a nosotros no nos cuidan”, “Honorarios dignos y justos”, “No a la precarización laboral”, “Por más EPP”, “Por una jubilación digna”, “Somos unx”, “Ayudanos a cuidarte”, “No somos ni de izquierda ni de derecha, somos los de abajo”.

Hay muchos casos en los que las guardias y los hospitales terminaron con varios contagios, como el caso del Sanatorio Güemes en el que 36 trabajadores dieron positivo. Por otro lado, muchos trabajadores de salud han sido maltratados y a algunos les han iniciado causas legales por «responsabilidad en el contagio» o «propagar enfermedades peligrosas”, como sucedió en un geriátrico de Córdoba, que, tras haber 65 personas contagiadas, un médico podría recibir una condena entre tres y quince años, mientras que el director entre seis meses a cinco años.

“Esto puede tener un efecto dominó: que empiecen a imputar a médicos por haberse infectado. Así, nadie va a querer atender pacientes por miedo a que se los impute», advirtió Esnaola.

En estos últimos días, la polémica se mantuvo principalmente en el reclamo por los bonos anunciados por el Gobierno a fines del mes de marzo. Se piensa que a partir de la semana que viene podría pagarse la primera cuota prevista. “Ni uno de los 40 mil profesionales de la salud que pertenecemos al Gobierno de la Ciudad cobró el bono” explicó Héctor Ortiz, médico del Hospital Durand, en una nota con el diario Clarín.

Por otro lado, desde la Asociación de Médicos Municipales de la Ciudad de Buenos Aires, ofrecieron al Gobierno porteño un listado con los nombres y las CBU de cada uno de los empleados, aunque no se resolvió nada. Además, se tenía previsto que se pagara $30.000 en tres cuotas, pero se redujo a $20.000 en cuatro cuotas. “Necesitamos que se nos pague. Y para colmo es un monto miserable: uno dice cinco mil pesos como si fuese una ayuda realmente importante… No sé qué esperan. No sé qué hicieron con la plata. Esto no da para más”, reflexionó Durand.

Como sigue el malestar y la incertidumbre, para el 9 de junio ya se preparan convocatorias bajo el nombre “Bono para todos” para continuar con estos reclamos.