El Frente de Todos presentará un proyecto para el impuesto a la riqueza

Busca recaudar 3 mil millones de dólares para hacer frente a la crisis económica del Estado.

Carlos Heller junto al jefe del bloque del Frente de Todos en diputados, Máximo Kirchner

Los impulsores de esta iniciativa son Carlos Heller y Máximo Kirchner. Se presentará en la cámara baja durante el corriente mes. Se trata de un nuevo impuesto, destinado a quienes tengan declarado un patrimonio por más de 200 millones de pesos. El objetivo es recaudar 3 mil millones de dólares por única vez, para paliar la baja en los ingresos del gobierno nacional a causa de la crisis que atraviesa la economía por la pandemia.

Son alrededor de entre 11 y 12 mil personas que superan esa suma declarada en su patrimonio. Desde el gobierno sostienen y expresan que, quienes se vean afectados por esta medida, no vean esto como un impuesto sino como un aporte durante una situación excepcional que estamos transitando. Las tasas del tributo irían del 2 por ciento al 3,5 por ciento.

El Frente de Todos necesita acuerdos políticos para discutir este impuesto en el recinto. Es decir, no puede implementar un gravamen a la riqueza por un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU). Recordemos que el bloque oficialista alcanza los 119 integrantes, pero la licencia de José Ignacio De Mendiguren lo obliga a buscar 11 votos para iniciar la discusión.

La estrategia de la bancada del FdT tiene la mira puesta en hacer acuerdos con los dos interbloques provinciales, la izquierda –que tiene dos integrantes y ya presentó un proyecto sobre el impuesto a la riqueza–, y la diputada del Movimiento Popular Neuquino Alma Sapag.

El interbloque Federal para el Desarrollo –integrado por ex macristas y bloques provinciales– y el interbloque Federal –conformado por el lavagnista Consenso Federal, cordobeses y peronistas–, tienen 19 miembros, por lo cual su respaldo es central para la sanción del proyecto. No se descarta el apoyo por parte del bloque de Juntos por el Cambio.

 

El presidente Alberto Fernández recibió a Heller y a Máximo. También estuvo el Ministro de Economía, Martín Guzmán.

 

Carlos Heller afirmó sobre la iniciativa: “Es un aporte que harán los que más tienen para aliviar la situación de lo que menos tienen”. Además adhirió sobre este gravamen extraordinario: “La idea es generar los recursos que alivien la situación fiscal del Estado nacional, que está cruzada por el aumento de la demanda del gasto en función de la pandemia y de una caída notable, en la misma proporción, de los ingresos fiscales”.

El presidente de la Comisión de Presupuesto, minimizó las críticas sobre una supuesta discrecionalidad sin que se contemple el momento excepcional que atraviesa el país e indicó que no es posible enviar un borrador del Presupuesto 2020, como exigió la oposición, sin tener resuelta la negociación de la deuda. Además le recordó la fuerte crisis económica que se heredó en estos últimos 4 años.

Para poder lograr un acuerdo de todos los bloques tendrán influencia las negociaciones sobre cómo se hará la distribución de los recursos que se generen por este tributo. De hecho, la tratativa central está planteada en cómo se distribuirán esos recursos que en principio solo estaban destinados a salud y desarrollo social. Sin embargo desde la oposición quieren que se destine un porcentaje a apuntalar las pymes y el crecimiento productivo.

Otro tema clave es cómo afrontar una sesión con un proyecto de estas características, ya que hasta ahora solo se han tratado iniciativas consensuadas y muchos diputados de la oposición creen que en este caso se deberán buscar las alternativas para concretar una sesión presencial. Sin duda esta iniciativa impulsada por la bancada que conduce Máximo Kirchner trae a colación cierta discusión, aunque para el gobierno sería un impulso económico más que necesario.

 

Por Ciro Ruggera, 2° B Turno Noche.-