Bayern Münich se acerca a un nuevo título: una historia que se repite

Más allá de que la Bundesliga es un torneo competitivo, la atracción por el título siempre termina con el mismo nombre; razones de un fenómeno

El aplastante triunfo de Bayern Munich en la fecha 29 ante Fortuna Dussseldorf por 5 a 0 complicó aun más las aspiraciones del Borussia Dortmund de arrebatarle el título. Si bien tienen siete puntos menos, “Los Bávaros” no pierden desde el 7 de diciembre del 2019, lo que hace pensar que nuevamente saldrá campeón y será su octavo año consecutivo obteniendo el cetro de la Bundesliga. Otra vez el poderío de “Los Rojos” se hace notar, generando que el torneo alemán es uno de los más disparejos.

El dominio de un solo equipo o a lo sumo de dos en la última década hace que la competencia, con una decena de fechas jugadas, se vuelva apenas un trámite; hace tiempo viene provocando un descontento del espectador mundial, criticando que las ligas top de Europa son cada vez mas aburridas.

Volviendo al caso en Alemania, la última vez que un equipo alemán consiguió la Bundesliga que no haya sido el Bayern fue Borussia Dortmund, consiguiendo un doblete en las temporadas 2010/2011 y 2011/12; su entrenador era el del Liverpool, de Jürgen Klopp, y antes en la campaña 2008/09 fue el Wolfsburgo, que obtuvo su primer y único torneo local. En total, el Munich se alzó con 8 ligas en estos últimos diez años.

Misma situación sucede en la Ligue 1 y el imperio construido por el PSG. Sus últimas tres ligas de manera consecutiva, derribaron todas las chances de que otro club acabe con el poderío de los parisinos y tenga alguna posibilidad de pelearle de igual a igual.

Y si de imperio se habla, el construido por la Juventus en Italia es envidiable. Apareció para destronar a Milan, que había ganado la serie A 2010/11. Lo consiguió y, a partir de ahí, salvo por intentos de Napoli que fracasaron, se llevó 8 ligas italianas seguidas, haciendo una liga previsible.

Tal vez las ligas que siguen generando emoción son la Premier League y La Liga española. Pero, de no ser por sorpresas como las del Leicester o el Atlético de Madrid, los ganadores son exactamente los mismos. En Inglaterra, con el Manchester City como revelación en estos tiempos, se postuló como firme candidato al titulo a la par del Chelsea y su clásico, el United. Entre los tres se llevaron la liga en los últimos 10 años.

Se analizaron los motivos y el primero que aparece en la lista es el económico. El capital extranjero proveniente de jeques árabes o magnates rusos, más las sociedades anónimas deportivas, adquieren un gran porcentaje de las acciones de un club y los mejoran para pelear por diferentes competencias, realizando exorbitantes fichajes de jugadores de la elite por una suma de dinero impensada. Clubes como el PSG y el Manchester City pertenecen a esta categoría, ya que el primero es propiedad de un fondo soberano de Qatar y el segundo de un fondo de Abu Dhabi. En la Juventus los propietarios son la familia Agnelli desde el año 2010, dueños de la reconocida marca de automóviles Fiat.

Los patrocinadores son otro factor clave para entender la situación. Pelean para que su publicidad quede estampada en los clubes más importantes de la región europea. Barcelona recibe 55 millones de euros de Rakuten, mientras que  Real Madrid percibe 32 millones de Fly Emirates por publicitar en la camiseta y ser patrocinadores oficiales de dichos clubes. Un ingreso que permite a un club aspirar a los más alto.

Otra ganancia para estos equipos es la televisación y los torneos en los que compiten. En su última edición, la Champions League 2018/19 reparte por cada club que participa una suma de 15,25 millones de euros, y por cada victoria en la fase de grupo son 2,7 millones de euros adicionales. Motivo mas que suficiente para que los clubes se refuercen para ser más competitivos y así afrontar los torneos con más posibilidades de avanzar en cada etapa, pues esto se traduce en más ingresos económicos.

Con el auge de la globalización, la venta de productos y el marketing que generan algunos jugadores, se permite aumentar la compra de camisetas del club al que pertenecen y suben las acciones en la bolsa.

Si bien la UEFA con la implementación del «Fair Play Financiero» trata de que los clubes no gasten por demás de lo que pueden y tengan un equilibrio económico, ahora deberá analizar y debatir para mejorar esta situación.

Redacción: Tomas Buchammer y Rodrigo Abud

Edición y corrección: Federico Besso