Plan de reactivación de la economía: ¿Qué pretende hacer el Gobierno de Alberto Fernández?

La economía sigue siendo la mayor preocupación de los argentinos

Alberto Fernández y Axel Kicillof en la firma de convenios para obras de infraestructura

En pleno pico de la pandemia que afecta a todo el mundo, el presidente de la nación Alberto Fernández sigue recorriendo todo el país para hacerse presente. El tema más importante después del Coronavirus es el económico. Y uno de los primeros objetivos para continuar reactivando la economía en el país es al ámbito de la obra pública. El presidente junto al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel kicillof, Sergio Massa y la titular de AYSA, Malena Galmarini, anunciaron el martes una serie de obras de infraestructura para la región del Gran Buenos Aires.

El plan forma parte de la segunda edición de Argentina Hace. Pero lo más destacado es que generará más de 8.700 puestos de trabajo. Se trata de un plan de obras públicas en el marco del Fondo de Infraestructura Municipal (FIM).

En total son 224 proyectos para la reactivación con una inversión inicial de 9.827 millones de pesos. Este proyecto beneficiará a más de 13 millones de personas y estarán distribuidos en 40 municipios de la Provincia de Buenos Aires.

Según lo explicado por el entorno de Gabriel Katopodis, ministro de Obras Públicas, los proyectos tienen que ver con la consolidación barrial, el equipamiento social, la infraestructura productiva y el fortalecimiento de las centralidades urbanas.

La empresa AySa (Aguas y Saneamientos Argentinos) reactivó la ejecución de 68 obras de 16 municipios del AMBA con el objetivo de seguir ampliando la cobertura de servicios básicos de agua y cloacas través de una inversión de 9.730 millones de pesos y una generación directa de 2430 empleos.

También se anunció que el Gobierno Nacional construirá 12 unidades sanitarias carcelarias en la provincia de Buenos Aires. Se sumarán 288 plazas con el  objetivo de asistir a las personas afectadas con COVID-19 y de esa manera evitar la propagación del virus dentro del sistema penitenciario bonaerense. “Los desafíos no son la mano dura o la mano blanda. Poner mano dura, meter gente presa, pero no construir cárceles no tiene sentido, es solo marketing”, subrayó el martes el presidente Alberto Fernández en La Plata.

Por otro lado, el presidente habló ayer desde la provincia de Formosa sobre el plan postpandemia para reactivar la economía. «Tengo la esperanza de que cuando todo esto pase, la economía se recupere rápidamente”, expresó.

Afirmó que el Gobierno Nacional está trabajando en el plan económico post pandemia pero piensa principalmente con qué velocidad puede hacer “un país más justo”.

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, se refirió al plan económico post pandemia en la provincia de Formosa

En esta provincia el caso de confirmados de COVID-19 es cero. Junto al gobernador formoseño Gildo Insfrán remarcó lo importante que es  lograr “una mejor distribución de la riqueza” y propuso “discutir la coparticipación federal”.

El mandatario repasó las medidas de ayuda que el Estado brindó al sector privado para evitar que la economía se derrumbe como sucedió en varios países del mundo, muchos de ellos potencias mundiales. “Hemos dado mucha ayuda del Estado, casi 2,5 puntos del PBI, lo que fue para nosotros una inversión para que cuando todo esto termine, los puestos de trabajo estén en pie y se arranque rápidamente”, consideró.

Por otro lado el Jefe de Estado hizo hincapié en la salud de todos los argentinos por sobre el levantamiento de la economía. “Cuando hablamos de la cuarentena, solo lo hacemos pensando en la salud de la gente. Va a haber un día después de la pandemia y vamos a estar produciendo y poniendo de pie a la Argentina”, sentenció.

Con respecto al impuesto a las Ganancias que abonan los asalariados manifestó que cuando ve la parte de lo que aportan de Ganancias aquellos que viven de un solo sueldo, lo ve “mal y que hay que hacer correcciones”.

En la conferencia que brindo en tierras formoseñas, También participaron los ministros de Interior, Eduardo de Pedro; de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; de Agricultura, Luis Basterra; de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; y de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa, y el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello.