Las villas en el foco de atención del gobierno

El coronavirus empezó a llegar a los barrios populares y se expande por Buenos Aires

Las villas bonarenses en alerta por el incremento de infectados y la falta de recursos para la higiéne

El gobierno determinó una nueva prórroga del aislamiento social, obligatorio y preventivo hasta el 7 de junio. Desde la Casa Rosada siguen declinando el mensaje «quédate en casa» hasta que se pueda achicar la brecha de infectados o se encuentre la vacuna para el coronavirus.

Sin embargo, en los últimos días se observó un considerado incremento de contagio en la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires. Luego, de que se detectaron 174 casos positivos y 300 en estudio, en la Villa Azul, ubicado entre los municipios de Quilmes y Avellaneda. El gobierno determinó un estricto aislamiento en la comunidad que produjo enojo en los vecinos por no poder salir a comprar alimentos e ir a trabajar. «En mi cuadra no hay ningún contagiado y me siento discriminado porque no puedo, ni siquiera, ir a la otra cuadra a comprar comida”, afirmó uno de los residentes.

Hasta el momento, se encuentran 300 efectivos policiales en el lugar para controlar los ingresos e egreso de no esenciales en la villa Azul. El viceministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak comentó sobre el trabajo que se está realizando: «Sobre cada caso que resulta sospechoso hacemos la investigación de contactos estrechos y le ofrecemos la posibilidad de irse del barrio a un centro de aislamiento u hospital si dan positivo».

Además, Axel Kicillof afirmó que medidas como estas pueden ser la solución para estrechar el broche de infectados: «Pueden ser parte de lo que se venga para reducir los focos en un futuro». También, se expresó ante la toma de decisión que se tomó con respecto a la villa Azul: «Cuando uno frena los movimientos se reduce la capacidad de contagio».

En todo el país hay alrededor de cuatro mil villas. En el conurbano son unas 1600 y en CABA, 55. Las familias que viven allí, habitualmente lo hacen con mala alimentación y con falta de recursos esenciales para la subsistencia. El gobierno tenía en carpeta que el incremento de infectados en las villas podía suceder, ya que tienen alta probabilidad de contagio por la insuficiencia sanitaria, algo previsto por los infectólogos y médicos de la salud.

Ante ésta situación, la Provincia implementó un Comité de Emergencia que incluye operativos conjuntos con la Nación e intendentes en los diferentes distritos populares por el aumento de infectados. El objetivo que tiene el Comité es potenciar la detección temprana de casos en las villas y actuar con anterioridad.

Además, el gobierno de CABA lanzó un programa de testeos rápidos que ayudará a detectar si una persona está o no con coronavirus. Los casos positivos fueron más de lo que esperó el Estado. Además, familias enteras han sido aisladas. Los infectados están en mayoría, en los barrios populares.

Estas son las estrategias que está llevando a cabo el gobierno para combatir y achicar la brecha de coronavirus. Desde que se decretó la fase 1 del aislamiento social, obligatorio y preventivo, el Estado no había tenido urgencias y cambios abruptos. Sin embargo, el presidente y el resto de los funcionarios estaban advertidos que el Covid-19 iba a tener un impacto abultado de infectados a mediados de mayo, a través de los informes de los infectólogos.

Los intendentes de los diferentes distritos de Buenos Aires no ocultan su preocupación ante la expansión del virus que pueda afectar a sus localidades. El intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, expresó esa intranquilidad que también inquieta a sus colegas. “Apenas tuvimos un caso en una villa de Avellaneda, lo internamos, aislamos a la familia y además hicimos un relevamiento de los contactos para aislar cualquier foco de infección. Hasta ahora está controlado, pero siempre está el temor a un desborde en las villas”, afirmó Ferraresi.

El coronavirus está llegando a su pico máximo en Argentina, más específico en la Ciudad de Buenos Aires y está provocando múltiples muertes. Las villas son el principal foco de infectado por la falta de recursos sanitarios que impiden la limpieza higiénica que decretó el gobierno. El estado tendrá que recurrir a las medidas posibles para solucionar la situación de los barrios populares y así, achicar la brecha de infectados.

Lucio San Martín 2°B turno noche