La sombra del coronavirus se hizo presente en el fútbol femenino

Se registraron dos casos de covid-19; ambas jugadoras son residentes del Barrio 31 de Retiro, uno de los focos más serios de contagio

En el fútbol femenino argentino se registraron dos casos de covid-19; dieron positivo en clubes que actualmente se encuentran en la primera división. Ambas jugadoras son residentes del Barrio 31 de Retiro.

El primer caso es el de Stephanie Rea, arquera de Excursionistas, de 23 años. El club informó el domingo 24 que la futbolista era portadora de Coronavirus. Los síntomas que le advirtieron la posibilidad de haber contraído el virus fueron dolor de cabeza abundante, picazón en garganta y tos seca. Actualmente se encuentra en tratamiento médico, aislada en un hotel de Congreso durante 14 días hasta el próximo testeo y controlada por personal de salud. “En el barrio hay un lugar que está preparado para esta función. Fui y me dijeron que ese día ya me quedaba aislada. Me pusieron en un aula y me hicieron el hisopado. Después me trasladaron a un hotel, en donde estoy ahora”, explicó la arquera, para el portal Doble Amarilla.

Al otro día, se dio a conocer la segunda afectada, que es Camila Godoy, jugadora de la reserva de River. Fue testeada luego de enterarse que su padre había dado positivo. Hoy en día se encuentra realizando el aislamiento en un hotel de la Ciudad de Buenos Aires.

Es uno de los barrios de emergencia más afectados por la pandemia, además de que en los últimos meses carecía de agua potable; hace unos días se aprobó un protocolo sanitario para realizar traslados.

Esta situación podría ser una consecuencia para retrasar aun más el regreso del fútbol femenino en nuestro país.

Ludmila Farias Messineo y Micaela Cavaliere.