Pese a estar condenada, Milagro Sala recupera poder en Jujuy

Dirigentes de su entorno accedieron a cargos políticos en el Estado.

Milagro Sala, líder de la Tupac Amaru.

Pese al fuerte repudio de los jujeños y a encontrarse detenida en su domicilio, Milagro Sala recupera poder en la provincia de Jujuy. Está condenada como jefa de una asociación ilícita, como coautora de extorsión y defraudación al estado, también como autora de lesiones graves. Una amplia carta de causas e infracciones a la ley, aunque desde su entorno sostienen que es una “presa política”.

Partamos del comienzo. Federico Noro, hijo de Raúl Noro, esposo de Sala, ocupa desde este viernes la dirección de Radio Nacional Jujuy, que estaba sin autoridad desde el 10 de diciembre pasado. Noro es un comunicador social que se desempeñó en la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación (AFSCA) y que fue concejal en la capital jujeña.

En declaraciones a Unjuradio, Noro afirmó: “Rosario Lufrano es la que firmó mi designación. Lo que queremos hacer nosotros, en este gobierno de Alberto y Cristina, es recuperar lo bueno que se hizo en los medios públicos, volver a ser mejores, como dice el Presidente”.

Por otro lado, Juan Manuel Esquivel, militante de la Tupac Amaru (organización barrial fundada por Milagro Sala), asumió el cargo de gerente operativo y coordinador del PAMI local. Hasta el año pasado fue diputado provincial por Unidad Ciudadana en Jujuy. Su confirmación llegó luego de que se reuniera con Luana Volnovich, directora del PAMI a nivel nacional.

En tanto, Adrián Mendieta, un ex intendente de la localidad de El Carmen y ex precandidato a gobernador jujeño, fue designado titular de ANSES local. Además, fue militante del Partido Justicialista (PJ).

En un evento encabezado por la diputada nacional Carolina Moises, en la sede de Radio Nacional Jujuy, todos ellos brindaron una conferencia de prensa presentando los nombres de los cargos.

https://twitter.com/CarolinaMoises/status/1261344169034842112

Conferencia de prensa en la sede de Radio Nacional Jujuy. Al frente, la diputada Carolina Moises.

Recordemos que, ante este escenario, el gobernador radical de Jujuy, Gerardo Morales, repudia fuertemente la liberación de Milagro Sala. El mandatario expresó que: «Nos costó mucho recuperar la paz en Jujuy y no queremos volver a la situación de corrupción y de violencia».

Sala enfrenta una decena de causas abiertas por diferentes delitos. La pena más grave en su contra, de 13 años de prisión por asociación ilícita, fraude y extorsión, en la causa conocida como «pibes villeros»,  fue ratificada por el Tribunal Superior de Justicia de Jujuy. Sin embargo, el poder de la dirigente de Tupac Amaru, sin duda, está latente.

 

Por Ciro Ruggera, 2° B Turno Noche.-