La fortuna de Jordan

Michael es considerado uno de los deportistas más ricos de la historia; se retiró hace 17 años y aún hoy factura más que las estrellas actuales

Michael es uno de los deportista mas ricos de la historia

Como se puede observar en la serie boom de Netflix, The Last Dance, Michael Jordan jugaba fuerte. Y no solamente dentro de la cancha. Su afición por el juego es un tema que siempre lo rodeó y que la serie refleja bastante. Apostaba en los casinos de Atlantic City hasta un juego de golf, pasando por las partidas de poker en los viajes con los Bulls. Tanto en los aviones como en los micros se armaban mini casinos: en los asientos de adelante, John Paxson y compañía jugaban al blackjack por un dólar cada mano y en el fondo, con MJ, apostaban miles de verdes por jugada.

Ya de veterano, en su etapa en Washington Wizards, le llegó a apostar a un rival (Jamal Crawford, un rookie de los Bulls) su Ferrari contra un Mercedes en un concurso de triples. Obvio, Michael esa tarde se fue con otro autos de lujo a su casa. Sus problemas con el juego, explotaron en plenos playoffs de 1993, la noche previa a un partido con los Knicks se publicó por primera vez que había sido visto jugando a lo grande en un casino de Atlantic City.

Sin embargo, está claro que jamás le faltó plata para apostar: incluso, hoy, a 17 años de su retiro, es una de las personas más adineradas del planeta y sigue facturando. De hecho, Forbes, medio especializado en finanzas, lo ubica en el puesto 1001 entre los multimillonarios de todo el mundo.

Jordan festejando

¿Cuántos dólares tiene Jordan en su cuenta bancaria? Se estima que son unos 2.100 millones. Esa fortuna lo convierte en el deportista más rico de la historia. Lo sigue el golfista Tiger Woods, con 800 millones de dólares.

Ahora bien, en parte, «Air» les debe parte de su buen pasar a sus padres. En 1984, en su temporada de novato y cuando estaba interesado en llegar a un acuerdo con Adidas, ellos lo convencieron de firmar con Nike, empresa que recién daba sus primeros pasos en el básquet. MJ acordó recibir 500.000 dólares por temporada, más regalías por las ventas y se creó la submarca Jordan dentro de Nike. Las Air Jordan 1, que salieron en 1985, fueron de las zapas más vendidas de la historia y la máquina de hacer billetes que formaron Jordan y Nike nunca se detuvo. Se calcula que desde el 84 hasta hoy, le ingresaron 1.300.000.000 de dólares, más de la mitad de su fortuna, por su vínculo con esta marca.

Michael luciendo sus «Air Jordan 1»

Es tan grande el fenómeno Jordan, que no mermó con su retiro, sino todo lo contrario. Pese a que Air ya no juega, genera más dinero que figuras actuales como LeBron James, Kevin Durant o Stephen Curry, el año pasado embolsó 130 palos verdes sólo por la venta de zapatillas mientras que LeBron se llevó 89 palos (incluido su contrato con los Lakers). Semejantes ganancias hacen que Jordan se llene lujos: vive en una mansión en Jupiter (Florida) y tiene otra en Chicago, de unos 5.000 metros cuadrados y todos los chiches, que no consigue vender porque no encuentra un comprador dispuesto a poner los 29 millones que pide. Además, tiene un jet privado, que pintó de celeste (color de la Universidad de Carolina del Norte), campos de golf, una flota de autos de lujo y cada día fuma habanos que cuestan 100 dólares cada uno.

Obvio, así como la gasta, también la invierte: es el propietario principal de los Charlotte Hornets, de la NBA, y uno de los accionistas de los Marlins, de la MLB (liga de Béisbol). Además, es uno de los dueños (junto a Magic Johnson) de Team Liquid, un equipo de eSports, tiene su marca de tequila premium, una cadena de restaurantes y concesionarias.

Marcelo Janin