El vóley como disciplina de mayor riesgo: una polémica investigación en Italia

El Comité Olímpico Nacional Italiano preparó un estudio junto al Politécnico de Turín para proporcionar "indicaciones y acciones de contención" específicas para cada uno de los 387 deportes representados por el Comité sobre cómo reanudar la actividad cuando termine la fase de confinamiento

El presidente del Comité Olímpico Italiano (CONI), Giovanni Malagó.

Bajo la supervisión del Comité Olímpico Nacional Italiano (CONI), la Universidad Politécnica de Turín confeccionó una investigación sobre el riesgo de contagio de cada uno de los principales deportes. El mismo señala al vóleibol como la disciplina de mayor riesgo.

El informe da a conocer que, de 387 deportes, el vóley sería el del peor escenario posible de todos en un hipotético caso que haya una reapertura de las actividades post pandemia por el COVID-19.

Guido Saracco, rector de la Politécnica de Turín, explicó que el informe era privado y su objetivo era buscar la mejor forma de retomar las actividades y no compararse con otras disciplinas. Además, comentó como se realizó el estudio: “Constó de dos partes: una llevada a cabo por evaluaciones de cada federación, por lo que los parámetros difieren entre una y otra, y una segunda parte donde la evaluación la realizaba la Universidad”.

El estudio que realizó la Politécnica de Turín por pedido del CONI generó mucha controversia y reproches por gran parte del mundo deportivo, principalmente en el vóleibol.

El polémico informe señalaría al vóley como el deporte de mayor riesgo.

En La Gazzetta dello Sport, importante medio deportivo de Italia, Julio Velasco, entrenador de la Selección Argentina, explicó: “Salté del sofá cuando lo leí en la mañana.No puedo compartir las bases sobre las que se realizó el trabajo. Estoy sorprendido de que una Universidad haga un análisis como éste. Tengo cierta experiencia en el campo de la investigación universitaria y lo primero es poder contar con datos homogéneos. Si los números recopilados no lo son, es realmente difícil llegar a un resultado válido. Ni siquiera puedo aceptar ciertas evaluaciones, con comparaciones ridículas y vergonzosas, que espero que no se tengan en cuenta. Definir el voleibol como el deporte más peligroso entre todos los considerados, en términos de contagio para Covid-19, incluso más que los deportes de contacto o de combate, me ha dejado literalmente asombrado desde el punto de vista deportivo. De hecho, el término más apropiado, es que estoy literalmente indignado. Me pregunto si quien redactó el informe en cuestión alguna vez ha visto un partido de rugby, un partido de fútbol, ​​un partido de básquet, un combate de boxeo o si alguna vez asistió a un Juego Olímpico”.

El jugador italiano Iván Zaytsev se mostró en desacuerdo con los dichos de Velasco: “Tenemos estructuras y situaciones similares a las del baloncesto, que es deporte de contacto, pero tenemos una tasa de riesgo que es doble en el público o para los vestuarios, por ejemplo. Sin mencionar que se puede jugar al aire libre, como ya lo hemos hecho en el Foro Itálico. Esto me sorprendió y también causó sensación en nuestro mundo porque las indicaciones provienen de la ‘autoevaluación’ de la federación. Quiero pensar que quien los compiló fue demasiado honesto, pero estoy realmente sorprendido”, expresó.

Todo este debate fue enorme y se generó por la seguridad o posibilidad de contagio por coronavirus, tanto que provocó indignación en los amantes de este deporte. El informe final de la Politécnica de Turín y del CONI, negó rotundamente los dichos divulgados por la prensa mundial denominado “El deporte se reinicia de forma segura”. Esta publicación es un protocolo por el cual el CONI establece métodos de prevención ante la pandemia. Además, el informe se rige por la Oficina de Deportes de la Presidencia del Consejo de Ministros.

El resultado final mostró que el vóleibol no es el deporte de mayor riesgo de contagio y se encuentra lejos de ser el primero. La información divulgada por la Politécnica de Turín en los últimos días fue una filtración de información que desmiente que son resultados finales y aclaró que salieron a la luz puntuaciones que designaba cada federación con su criterio subjetivo.

Nicolás Desimoni