Todo en el aire: las idas y vueltas de la AFA no es un juego de chicas

“Mientras yo sea presidente de la AFA, el fútbol femenino será profesional y esta institución aportará los subsidios necesarios para tal objetivo”, aseguró Chiqui Tapia; pero...

El 27 de abril se dio por finalizado el Torneo Rexona debido a la pandemia que está afectando a todo el mundo. Con esta decisión, salieron a la luz diferentes noticias sobre lo que pasaría con el contrato de las futbolistas con la AFA ya que habrán de terminar cuando finalizara el torneo a fines de junio próximo.

Jorge Luis Barrios, presidente del departamento de Fútbol Femenino, expresó en Toda Pasión: “AFA no va poder seguir pagando el subsidio del fútbol femenino. El convenio se termina el 30 de junio y no lo vamos a renovar”. Como consecuencia, muchas de las jugadoras del torneo local no se quedaron calladas. Una de ellas fue Florencia Sánchez, jugadora de Gimnasia y Esgrima de la Plata, que posteó una carta abierta al fútbol expresando su opinión sobre lo previamente anunciado, en la cual reflejaba el duro camino a la igualdad, la profesionalización que lograron obtener las chicas, y lo que significaba dejar de subsidiar el fútbol femenino.

https://www.instagram.com/p/B_lp3VAn6Nf/?utm_source=ig_web_copy_link

 

Debido a las respuestas de las deportistas, horas después, la opinión de los dirigentes de AFA cambió rotundamente. “El fútbol femenino es y seguirá siendo profesional y el subsidio que reciben los clubes seguirá vigente y sin ninguna interrupción, por decisión del señor Claudio S. Tapia”, comento en un twit, el controvertido Barrios.

Marcelo Achile, vicepresidente de AFA y titular de Defensores de Belgrano, para DefeWebTv explicó que AFA tiene acordado pagarles a las jugadoras hasta diciembre. A raíz de esta situación, el presidente de la AFA declaró:  “Mientras yo sea presidente de la AFA, el fútbol femenino será profesional y esta institución aportará los subsidios necesarios para tal objetivo.”

En conclusión, el ente rector del fútbol argentino seguirá subsidiando el convenio hasta diciembre, pero el salario de las jugadoras, cuyo contrato con su respectivo club finaliza el 30 de junio y la institución no quiere renovarlo, va a quedar en manos de Agremiados.

Ludmila Farias Messineo y Micaela Cavaliere.