Sexting, sexo virtual y sobreexposición: los recaudos y las recomendaciones del Gobierno

Las recomendaciones del Gobierno encendieron la polémica de esta práctica.

El Ministerio de Salud recomendó el uso de la tecnología para la actividad sexual.

Alineados con las recomendaciones de la mayoría de los especialistas, el Gobierno alentó a que la población practique “sexo virtual” y la masturbación hasta que termine la pandemia.

Las recomendaciones encendieron la polémica sobre el sexting (envío de mensajes eróticos, sexuales o pornográficos) debido a un peligro escondido: la sobreexposición. Muchas veces cualquier contenido puede llegar a manos equivocadas, y corren el riesgo de viralizarse.

sexting en cuarentena
El sexting es una práctica realizada mucho antes de la cuarentena.
El Gobierno hizo sugerencia de la realización del sexo virtual y encendió la polémica.
José Barletta, subsecretario de Estrategias Sanitarias del poder Ejecutivo, explicó la importancia de preservar la identidad.

Expertos en ciberseguridad sugieren algunas recomendaciones: no hacer sexting con cualquiera, ya que tiene que haber confianza, usar plataformas que borren los contenidos enviados, como Instagram o Snapchat, y que las imágenes no hagan visible la cara o algún distintivo de la persona que lo envía (tatuajes o piercings). En el caso del que lo recibe, la sugerencia general es que el contenido que reciba no sea reenviado a terceros ya que podrían divulgarlo y explotarlo. Un ejemplo reciente sucedió en Entre Ríos, cuando una joven envío fotos desnuda a un desconocido y luego esas fotos se viralizaron en páginas pornográficas internacionales.

Los especialistas aseguran que el sexting no tiene nada de malo, siempre y cuando sea con cuidado y un control ya que puede traer riesgos psicológicos y sociales. Evitar la sobreexposición permitirá que la experiencia del sexting y sexo virtual sea más placentera para ambas partes.