Actividades recreativas: qué provincias las permitieron

El Presidente de la Nación, Alberto Fernández, abrió el sábado 25 de abril la posibilidad de salir a caminar durante un máximo de una hora dentro de un radio de 500 metros del hogar.

Alberto Fernandez manifestando las nuevas medidas tomadas para continuar la cuarentena.

Desde la quinta de Olivos y para todo el país, Alberto Fernández anunció una serie de medidas con vigencia hasta el 10 de mayo. Una de ellas se basa en la posibilidad de realizar salidas a la calle en el lapso de una hora, en un radio de 500 metros alrededor del hogar, cumpliendo con todas las medidas de higiene necesarias, sin utilizar medios de transporte. El presidente aclaró que cada provincia debería reglamentar esta disposición, según cómo sea el avance del coronavirus en cada caso puntual.

«Es una actividad recreativa: salir a caminar, airearse un poco. Los niños pueden salir acompañados con sus padres, los adolescentes pueden hacerlo solos, pero todos, en cualquier caso, deben salir una hora y en un radio de 500 metros de su casa», explicó.

Pocas horas después de este anuncio, los gobernadores de las provincias argentinas analizaron la factibilidad de esta medida. Finalmente, no se permitieron las actividades recreativa en: la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, San Luis, Tucumán, La Pampa, Chaco, Corrientes, Mendoza, Misiones y Chubut. Quienes sí aprobaron la medida fueron: Catamarca, Tierra del Fuego, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, La Rioja, Neuquén, Río Negro, Salta, San Juan, Santa Cruz y Santiago del Estero.

Según el infectólogo Pablo Bonhevi, la decisión de poder salir a las calles es positiva, siempre y cuando se respeten las medidas de higiene y seguridad, como usar tapabocas, lavarse las manos al salir y entrar del hogar, respetar el distanciamiento social o limpiar la ropa al volver a sus casas. También hizo énfasis en el hecho de que los niños no deben tener contacto con los juegos de las plazas u otros espacios públicos, como tampoco deben relacionarse con otros niños que no sean de su grupo familiar. Hay que tener en cuenta el hecho de que los niños puede presentar pocos o ningún síntoma y así llevar el virus a los hogares de manera silenciosa y difícil de notar.

Eduardo López, infectólogo, sostiene que la preocupación es evitar los aglomeramientos o reuniones de los ciudadanos: «Necesitamos un gran compromiso y solidaridad cumpliendo las medidas necesarias y solo realizarlo cuando realmente es necesario, esto no es para juntarse entre amigos o familiares», sintetizó.

Finalmente, Lilian Teston, coordinadora del Departamento de Epidemiología y Control de Infecciones de FUNCEI (Fundación del Centro de Estudios Infectológicos) sostuvo que es necesario que los niños después de tanto tiempo de encierro puedan salir a pasear con alguno de sus padres o tutores y que esto podría ser una buena manera de explicarles y hacerles entender a los chicos la importancia del distanciamiento social, la higiene corporal y la necesidad de mantener la cuarentena.