Franco Riva: «Correr en el Súper TC 2000 fue lo mejor de mi vida»

Franco Riva es un piloto argentino nacido en Entre Ríos el 14 de junio de 1991. Actualmente no se encuentra en competencia, aunque anhela poder volver pronto, una vez que se supere la pandemia de coronavirus en nuestro país. Hasta 2019 compitió en el TC 2000, en la Fórmula Renault 2.o y en el Súper TC 2000 y habló sobre su pasado y sobre su presente con Pirámide Invertida.

-¿Cómo nació tu pasión por los autos y cómo fueron los primeros pasos de tu carrera deportiva?

-Arrancó desde chico. Mis viejos me cuentan que jugaba a que los tenedores eran autos. Un día vi una carrera de karting y les pedí a mis viejos que me lleven, en la carrera anduve bien y no paré más.

-¿Qué significó para vos llegar a competir en una categoría tan importante como el Súper TC 2000?

-Llegar al Súper TC 2000 fue lo más lindo que me pasó en la vida, fue muy rápido el paso de una categoría a la otra. Yo corría en el TC 2000 y cuando crearon el Súper habilitaron a 23 pilotos de los 40 que corríamos y fue extraordinario. Pasé años inolvidables.

-En su momento llegaste a decir que dejaste todo por el automovilismo. ¿Te arrepentís de eso o estás tranquilo de que pudiste cumplir tus sueños?

-Dejé todo por correr en auto. Vendí mi camioneta y mi moto de agua, también tuve que volver a vivir con mis viejos para poder competir. Es una gran pasión que llevo dentro. Uno se tiene que arrepentir de lo que no hace y no de lo que hace, no me arrepiento de nada.

Franco Riva. Foto: El día online

-¿Cuáles creés que fueron tus mayores logros dentro del automovilismo?

-Mis mayores logros fueron llegar al Súper TC 2000, y competir con los mejores pilotos del país, fue algo increíble. Otro de los logros fue salir subcampeón de Fórmula y me llevaron a Italia a hacer pruebas e hice el mejor tiempo de las pruebas de la Fórmula Renault italiana. Los italianos me ofrecieron bancarme la mitad del presupuesto, pero lamentablemente no pude conseguir la otra parte y me volví a Argentina. Mi último logro fue competir en autos propios hechos por un grupo de pocos mecánicos y haberles corrido y ganado a monstruos.

-¿Qué significó trabajar con alguien de tanta experiencia como Sergio Polze?

-Trabajar con Sergio estuvo muy bueno, aunque lo agarre en un momento económico muy complicado. Fue una buena experiencia y me sentí un piloto de un gran equipo.

-¿Por qué razones dejaste de correr en el Súper TC 2000?

-Dejé de correr por presupuesto y un poco de cansancio, ya que la categoría reconocía el esfuerzo de un equipo propio al pelear con fábricas. Hoy en día volvería al Súper TC 2000 solo si consiguera sponsors para bancar la competencia.

-¿Seguís teniendo relación con algún piloto con los que pudiste compartir espacio en el Súper TC 2000?

-Soy muy amigo de Matías Milla y también hablo de vez en cuando con Facu Ardusso, Spataro, Matías Rossi y con Leo Pernía. No los veo seguido porque dejé de ir a las carreras porque me hacía mal, pero tengo la mejor relación.

-¿Quiénes son tus referentes e ídolos en el automovilismo?

-Mi primer referente fue mi viejo que corrió en el TC, en el Top Race y peleó carreras con Traverso. Mis ídolos son Traverso, Pernía, Ardusso y Canapino que son, además, referentes. Mi ídolo máximo es Carlos Reutemann.

-¿Qué estás haciendo ahora con la pandemia para combatir la inactividad?

-Puse una distribuidora de alimentos en Gualeguaychú, tengo 5 marcas asociadas. También utilizo mucho el simulador para no perder la costumbre.

Foto: Carburando

-¿Cuáles son tus objetivos en el automovilismo de ahora en más?

-Todo el día pienso en volver a correr, estoy trabajando para eso que es mi vida. Mi objetivo es volver a correr arriba de un buen auto, quiero tener un buen arma para competir y poder demostrar y pelear adelante.

-¿Cómo estás llevando la cuarentena y cuánto te está afectando a vos en particular?

-La cuarentena me está afectando poco. Al trabajar en una empresa alimenticia, me encargo de repartir alimentos acá en Gualeguaychú. Mi tiempo libre lo paso en mi departamento con mi novia y me distraigo pasando horas arriba del simulador.

Autora: Martina Bergamasco Rossi