Agustín Pichot, candidato a presidente de la World Rugby

El ex-Puma buscará cortar con la hegemonía de los europeos, quienes manejan la asociación desde sus inicios, y se enfrentará con el actual mandamás Bill Beaumont

En épocas de cuarentenas y coronavirus, el ex-Puma Agustín Pichot mueve los hilos para intentar convencer a todos los mandatarios de las diferentes asociaciones con la expectativa de generar un cambio profundo en el ambiente del rugby. Desde hace ya 25 años que se creó la lista para la elección de la Presidencia de la Internacional Rugby Board (IRB), todos los líderes fueron europeos. Vernon Pugh (1995-2002), Syd Millar (2003-2007), Bernard Lapasset (2007-2015) y el contrincante de Pichot, el inglés Bill Beaumont quien se encuentra a cargo desde el 2016.

Agustín Pichot y Bill Beaumont

Pichot, actual vicepresidente de la World Rugby, buscará este 26 de abril dar el batacazo. Las elecciones  estaban previstas para el 12 de mayo, pero la pandemia que azota al mundo imposibilitó que se realizaran en esa fecha. El argentino busca, de alguna manera, hacer un lavado de cara a lo que se venía realizando hasta el momento en la asociación. Estas reformas tienen que ver con la posibilidad de que los países emergentes (no europeos) tengan más chances de competir con los importantes en este deporte como Francia, Irlanda, Inglaterra, Escocia, Italia y Gales.

Serán 51 votos en total: el presidente actual tendría asegurados 21 correspondientes a los 18 del Seis Naciones (3 cada integrante), 2 del bloque de Europa y 1 de Canadá. Por el otro lado, el argentino cuenta con 22 gracias al apoyo de Sanzaar (12), Sudamérica (2), Uruguay (1), Oceanía (2), África (2), Asia (2) y Georgia (1). Quedan por definirse los 8 restantes entre: Estados Unidos (1), América del Norte (2), Fiji (1), Samoa (1), Rumanía (1) y Japón (2).

De acuerdo con una gacetilla de prensa de World Rugby, las nominaciones fueron confirmadas de la siguiente manera: el Presidente Sir Bill Beaumont buscará un segundo término y ha sido nominado y propuesto por la Federación Francesa de Rugby y secundado por la Fiji Rugby Unión, el Vice-presidente Agustín Pichot (Unión Argentina de Rugby) ha sido nominado y propuesto por la Unión Argentina de Rugby y secundado por Rugby Australia and Sudamérica Rugby. Por su parte, Bernard Laporte nominado para Vice-presidente propuesto por la Rugby Football Union y secundado por la Federatia Romana de Rugby.

En una entrevista brindada a Infobae, Pichot fue consultado sobre lo que deparará en las elecciones:»Ellos son un bloque de poder concentrado. En cambio, yo tengo que conseguir a Asia, África y muchas de las Uniones que solo tienen un voto. La diferencia es lo que dije en mi campaña: yo no ofrezco puestos políticos con los que voy a tener que cargar cuatro años a cambio de un voto», afirmó preocupado. Claro, es que a último momento le cambiaron las reglas del juego y se tendrá que mover desde su casa en San Fernando para convencer a las asociaciones que quedan por disputar.

En términos económicos, será un agujero enorme que le dejará a las asociaciones el parate por el virus. Sólo en Australia se contabilizan 160 millones de dólares en pérdidas. Y es un punto que Pichot tiene en cuenta y como en cada crisis hay una oportunidad. Como el faltante va a ser muy grande (se estima 400 millones de dólares), el ex-capitán de Los Pumas tendrá la posibilidad de dividir los recursos a países emergentes en caso de hacerse con el puesto principal de la World Rugby. La mayoría de los clubes han realizado rebajas a los sueldos de los jugadores.

El caso de las mujeres y su espacio en el rugby es un tema que le preocupa a Pichot. En la entrevista con el diario digital Infobae comentó que al haber más recursos, el rugby será más difundido. Cada cuatros años habría Mundial pero las asociaciones grandes bajo el mando de Bill Beaumount, hicieron oídos sordos a las nuevas innovaciones que quiere realizar el ex-Puma.

El modelo de competencia que impulsaba Pichot nunca fue a gusto de los europeos porque deberían cederles recursos económicos a los países de segundo y tercer orden. No sólo eso, sino que esas mismas naciones tengan el control del dinero que maneja la World Rugby. Por eso mismo, quiere dar un cambio de paradigma y darles posibilidad a todos de tener esas ayudas tanto con dinero como con infraestructura para que el deporte sea rentable.

Otro de los temas que se debatirá luego de definirse las elecciones de este domingo serán las prácticas profesionales y amateur en este deporte. Es que las reglas  son para todos iguales y justamente eso es lo que Pichot no quiere. Para él no es lo mismo un deportista de élite que los que lo hacen de manera recreativa. «Es algo que merece un análisis y un debate al respecto. Hay clubes que se entrenan cuatro veces por semana, sumando el día del partido. En lo últimos años se discutió que el profesionalismo no entre en el rugby amateur, pero nadie discutió cuál es el límite del amateurismo», respondió Pichot a Infobae.

Este domingo se definirá por el cambio o por seguir realizando las cosas tal cual están. En el medio de la pandemia, Pichot buscará tener los 26 votos de los 51 posibles. Su rival intentó convencerlo en formar una lista única pero como las modificaciones exigidas por el ex- medioscrum no fueron atendidas, buscará todo el poder del rugby y ser el primer no europeo en lograr semejante gesta.

Facundo Franco